El chef Ricardo Muñoz Zurita vuelve a hacer de las suyas y esta vez anota un éxito más a su prolongada cadena de famosos restaurantes que dignifican y resaltan la grandeza de la cocina mexicana.

En plena zona de Puerto Cancún, sitio estratégico residencial y turístico que representa el nuevo lifestyle de altura, abrió Litoral en alianza con el hotel Renaissance Cancun Resort & Marina que abrió sus instalaciones para sumar conjuntamente por la gastronomía de calidad en el perímetro, donde indiscutiblemente resalta entre una más o menos vasta oferta culinaria ubicada en la plaza comercial de lujo adyacente.

Litoral va más allá de ser solo eso, otro restaurante de reciente apertura para complementar los requerimientos de un público de alto poder adquisitivo que reside o se hospeda en los alrededores. 

La idea de Ricardo fue establecer un punto de referencia en cuanto a la más auténtica gastronomía mexicana que se pueda encontrar en el destino y lo logra muy bien en Litoral. 

Excelencia en cocina, servicio impecable, sostenibilidad a toda costa y una carta de precios justos, es su mejor propuesta al comensal conocedor, al viajero experimentado, al foodie de corazón y al sibarita que busca una experiencia honesta y bien sustentada.

LO MEJOR DEL MAR A LA MESA
Básicamente, la cocina de mar es el tema central de este nuevo tesoro culinario concebido por el chef Muñoz Zurita, siendo Cancún un destino marino de prístinas aguas, costas y territorio que abundaen ingredientes locales magníficos y sorprendentes. 

El saber aprovechar esa riqueza natural de productos a la mano es lo que le distingue y lo cataloga como un chef purista amante de los orígenes y raíces de nuestra cocina nacional, para transformarla mediante novedosas técnicas en insólitas experiencias de sabor.

Investigador nato y comprometido con las tradiciones, procesos y estilos más arraigados del pasado histórico de México, Ricardo les brinda ese toque de innovación siempre respetando la esencia misma de cada receta, cada creación.

Inspirado profundamente en la gran extensión que tienen los litorales de nuestro país y la variada biodiversidad marina que habita en sus mares, el chef nos lleva por un recorrido culinario por las cocinas regionales de varias costas desde el Pacífico, el Golfo de México y el Caribe Mexicano, para conocer sus ingredientes autóctonos, así como algunas influencias del mundo que repercutieron en nuestros platillos tradicionales de mar. 

No podemos dejar de mencionar que la sustentabilidad es un tema de especial interés para el chef, cuyo compromiso férreo es en apoyo a la comunidad pesquera local a través de la regeneración de la fauna marina de la región, asegurando que los productos de mar que se consumen en el recién inaugurado restaurante lleven la certificación de pesca sustentable.

Asimismo, Ricardo Muñoz Zurita en Litoral concede un lugar importante a los productos de la tierracomo el maíz nativo, vegetales, condimentos, hojas, hierbas y especies de ganado y aves con platillos y recetas tradicionales. Desde luego, se cuida rigurosamente la nixtamalización del maíz mexicano para asegurar la calidad de las tortillas hechas a mano que se sirven en todos y cada uno de sus restaurantes. 

“A COMER SE HA DICHO”
Y “para muestra, un botón”, como dicen por ahí, se me hace agua la boca sólo con recordar algunos de los platillos que he probado allí y que pronto se volvieron mis favoritos como su inigualable sopa de tortilla que es la estrella que brilla por sí sola en los entrantes de la carta. 

Le siguen de cerca los pasos el famoso arroz a la tumbada y la sopa campechana de mariscos. Me contaron por ahí, que también las enchiladas de mole poblano (de autor) con pollo o champiñones guisados, están de agasajo. 

Uno no se puede perder de disfrutar ahí, las ostras frescas traídas a diario desde Ensenada, así como las almejas según temporada; los camarones para pelar estilo Veracruz, el caracol del Pacífico, las manitas de cangrejo moro de Campeche o la jaiba de concha suave, empanizada y crocante, servida en suculento taco con todo y su col acompañante.  El aguachile negro de camarón y callo de hacha y el cebiche rojo mito también están presentes.

De Sinaloa destacan su taco gobernador de camarón con queso, el taco de pescado capeado estilo Ensenada y el taco de lechón peninsular horneado a lenta cocción. 

VARIEDAD PARA SABOREAR
Otros antojos son los tamalitos de pulpa de cangrejo en chilmole tabasqueño, el de camarón barbón sinaloense, el de huitlacoche y camarones; el ranchero de cerdo en chile ancho y hoja santa como en Talcotalpan, o la gordita xalapeña rellena de salsa roja y queso. Como postre también es un must el tamal dulce de chocolate o fresa con salsa de vainilla y frutos rojos. Todos están de aplauso.

En pescados enteros, ofrece una variedad amplia de recetas como el imperdible Tikin Xic con achiote muy de la región, el frito en aceite de oliva, al mojo de ajo, el estilo chino, japonés y tailandés; y a la Talla o a la Diabla.

Igualmente, los filetes de pescado se pueden pedir empanizados, sarteneados, a la Diabla, Tikin Xic y enchipoclados estilo San Rafael en la costa veracruzana. En camarones son de lo más pedidos los envueltos con coco y salsa mango-maracuyá y los estilo pipián verde poblano con salsa de pepita de calabaza, cilantro y ajonjolí.

Hay también langostas a la mantequilla clarificada, la servida en salsa blanca Tzaj Kool muy típica del sureste, y al estilo Puerto Nuevo en la Baja acompañada de frijoles, tortillas de harina y salsa verde. En pulpos, se rinde honores a la receta tradicional en su tinta, en escabeche con Xcatic estilo yucateco y la receta jarocha en salsa veracruzana con arroz y plátano macho frito. 

Los postres son golosos como pocos, empezando por su pastel de tres leches, el pay de limón amarillo, el pastel de chocolate belga, las crepas con cajeta, la isla flotante tabasqueña y los helados de fruta de temporada.

Por si fuera poco, Litoral comparte la degustación de su muy curada colección de destilados mexicanos entre mezcales, tequilas y otras selecciones.

LUJO CONCEPTUAL
La experiencia integral no sería mejor que hospedándose por igual en el Renaissance Cancún Resort & Marina, debido a su inmejorable ubicación y la comodidad de tener acceso directo a dos slipspara embarcaciones que pueden atracar directo frente al hotel. 

Se trata de una moderna propiedad de lujo conceptual inspirado alegóricamente por las tradiciones y la cosmogonía maya local que refiere al Xibalbá (inframundo) en múltiples detalles, aspectos y simbología figurada que uno encuentra por ciertos rincones de los espacios comunes del lobby principal y pasillos que se dirigen a los diversos servicios y áreas del hotel.

Un interiorismo contemporáneo donde predominan líneas suaves e iluminación indirecta tenue que bañan el mobiliario y perfiles geométricos, recrean una atmósfera confortable y relajada para disfrutar al máximo cada una de sus áreas. 

Las habitaciones son amplias con estilo minimalista de lujo y efectos de iluminación que hacen más acogedor todo el conjunto, contando con camas King size o dos camas tamaño queen y baños dotados con todo lo necesario para brindar comodidad y espacio al huésped. Y hay suites con dormitorio, salón y baño de gran dimensión

El gimnasio equipado con aparatos de alta tecnología aporta el beneficio fitness a la experiencia, así como el sauna y jacuzzi interior disponibles que se suman también a una alberca exterior con vista a la marina y el skyline urbano tropical del entorno. 

 Y ALDO MÁS…
Para completar las amenidades y atracciones del hotel, a escasos 5 minutos de trayecto se localiza el exclusivo Beach Club Renaissance ubicado en la playa junto al mar, dotado de todos los servicios.Cuenta con vestidores, una atractiva alberca rodeada de sombrillas y tumbonas además de un restaurante bar de especialidades, así como otro de snacks y bebidas bajo gran carpa sobre la arena, que hacen la estancia algo realmente excepcional y de goce total.

LITORAL EN RENAISSANCE CANCÚN
W. marriott.com

APASIONADO DEL BUEN VIVIR