Home / Gourmet  / PASIÓN CANTINERA: AUTÉNTICOS SABORES DE CANTINA

PASIÓN CANTINERA: AUTÉNTICOS SABORES DE CANTINA

Sabores auténticos, mixología de autor y buenos vinos enmarcaron uno de los eventos más esperados del verano en las zonas de San Miguel de Allende y Querétaro, donde aficionados del buen comer y beber, disfrutaron

Sabores auténticos, mixología de autor y buenos vinos enmarcaron uno de los eventos más esperados del verano en las zonas de San Miguel de Allende y Querétaro, donde aficionados del buen comer y beber, disfrutaron un fin de semana lleno de sorpresas con los mejores sabores extraídos de las tradicionales cantinas de México

La primera escala y comienzo de una de las mejor logradas Hedoné Experience creadas por José Cabrera en alianza con Puerta del Lobo, esta vez concebida como Pasión Cantinera. Inició en Casa de Sierra Nevada uno de los alojamientos de lujo sanmiguelense más icónicos.
En mancuerna con Lincoln y sus unidades Navigator como transporte oficial de este interesante proyecto, Eric González director del hotel Belmond Casa de Sierra Nevada y Aram Martínez integrante destacado dentro del equipo directivo, dieron la bienvenida a los participantes con la cálida y refinada hospitalidad que caracteriza a dicho hotel.

Por su parte el restaurantero Guillaume Martin de El Estoril local, también los agasajó con los platillos referentes de la casa como Perejil frito con chapulines y Plato mixto japonés de su barra Murasaki; así como Filete de res con morillas, todo maridado con vinos de la vinícola queretana Puerta del Lobo.

Más tarde, se sumó un taller de mixología con Bitters Zazil Artesanal y mezcal Júrame impartido por su embajador Ricardo Ruiz Vega en el Blue Bar del hotel y por la noche el chef Eduardo Zorrilla en su restaurante Andanza sorprendió a todos con varias sensaciones al paladarúnicas. El menú incluyó platillos como Arroz meloso con tomates locales; Taquito de chicharrón prensado con aguachile rojo de camarón; Manchamanteles con pato y un original Tuétano y panacotta ahumada de chocolate Zazil Artesanal como postre. 

La ruta continuó rumbo al viñedo Puerta del Lobo y pernocta en la Ex Hacienda El Lobo, hoy convertida en el alojamiento referente de la zona vinícola aledaña a Querétaro. En la bodega Puerta del Lobo los anfitriones fueron Eusebio y Marilú Goyeneche con Tadeo su hijo; así como Luis y Mónica Correa, además de Luis Jesús De la Garza su socio. 

Después de recorrer la ruta entre los viñedos hacia las instalaciones de la vinícola donde se procesan los vinos de la bodega Puerta del Lobo de espectacular arquitectura modernista y línea expresiva geométrica, el enólogo Cayo Armas guio a los invitados para explicar los diversos procesos de vinificación. 

Degustaron allí vinos blancos como el verdejo y rosado para refrescar el paladar y también vivieron la experiencia de etiquetar y colocar corcho a su propia botella de vino personalizada. Luego se trasladaron al paraje ubicado sobre la colina del complejo vitivinícola conocido como Las Ruinas para saborear bocados típicos de cantina en una original mezcla de cocina mexicana y ‘a la francesa’. 

Destacaron la Tostada de lengua, el Tartar de res con mostaza antigua, Taquito de cabrito y varios más, a cargo de los chefs Rodrigo Ramírez y su invitado especial Corentin Bertrand. Los inmejorables caldos de la bodega anfitriona rociaron el festín, amenizado por un grupo de músicos huastecos hasta la caída de la tarde. 

Descanso reparador tuvo esa noche el grupo en las cómodas habitaciones de lujo de la Ex Hacienda El Lobo, donde Carlos Valdés el gerente general los recibió atentamente y por la mañana les ofreció una visita guiada por todos los espacios de esta hacienda agrícola que data del siglo 18. Esta propiedad fue recuperada y restaurada hasta hace pocos años para albergar actualmente un solariego hotel de amplias dimensiones y rincones dotados de especial encanto, desde su arquitectura colonial hasta sus jardines, arboledas y extensos corredores.

Al día siguiente de vuelta por los terrenos de la vinícola, hubo almuerzo con experiencia culinaria fuera de serie en el restaurante Sarmiento otro hotspot con espectacular vista panorámica de los viñedos, para saborear sus platos insignia: Croquetas de conejo con aioli, Tostadas de cecina o el Arroz meloso con codorniz y desde luego, cocteles de autor que cautivaron y refrescaron paladares. Para concluir la jornada de la tarde, se dirigieron al Mirador con impresionantes vistas de 360 grados de todo el valle y sus viñedos para seguir disfrutando del buen clima acompañados de los magníficos caldos vinícolas rosado y tinto joven de Puerta del Lobo.

APASIONADO DEL BUEN VIVIR