Home / Fashion  / MATILDA FESTEJA UNA DECADA DE SU CENA NEGRA

MATILDA FESTEJA UNA DECADA DE SU CENA NEGRA

Espectros, calacas, catrines y catrinas desfilaron por todo el restaurante Moxi y terraza del Hotel Matilda de San Miguel Allende durante su tradicional Cena Negra que lleva 10 años de celebrarse puntual para celebrar la

Espectros, calacas, catrines y catrinas desfilaron por todo el restaurante Moxi y terraza del Hotel Matilda de San Miguel Allende durante su tradicional Cena Negra que lleva 10 años de celebrarse puntual para celebrar la fecha de recordar a los muertos.

Famoso el evento, se ha convertido en un top de la localidad y su prestigio rebasó fronteras para replicarse casi simultáneamente este 2021 en Nueva York, nada menos que en el Rockefeller Center. Casa Dragones y Visit México fungieron como anfitriones de la magnífica velada que promete volver a celebrarse el año próximo también en ese destino.

Disfraz riguroso e indispensable para poder acceder al evento tan esperado en San Miguel cumplió todo mundo para sentirse más en ambiente. 

Los brindis con mixología y tragos Premium iniciaron el festejo antes de pasar a la mesa donde la chef Gabriela Ruiz se lució con un menú mexicano concebido en colores alusivos a la celebración entre notas naranja y obscuras.

Todo maridado con vinos top de Ribera del Duero como el Dorum Crianza y el Vendimia Seleccionada 2014 de la vinícola Martín Verástegui, así como champaña Veuve Clicquot y tequila Casa Dragones joven y añejo. 

El menú diseñado con el estilo poético y narrativo que le encanta a Gaby Ruiz, empezó con una Tostada bañada en un toque de emulsión de hongos con pepita de calabaza y polvos de habanero que recordaba al sikil-pak yucateco. 

Luego el Ceviche de recado negro con pescado, camarón y callo de hacha refrescante y emotivo, el Molote de mole de plátano macho con mole de bruja y una Costilla braseada en reducción

La chef repostera Fernanda Prado también invitada a protagonizar el evento, sorprendió a todos con un Bizcocho de almendras y calabaza cubierto con crema de vainilla rellena de incienso y naranja, que simulaba una flor de cempaxúchitl.

Después de un convivio tan goloso nada como bailar con todo inmersos en gran animación y buena música en vivo.

APASIONADO DEL BUEN VIVIR