Home / Gourmet  / EL SORPRENDENTE MARIDAJE DE TAMALES Y VINO

EL SORPRENDENTE MARIDAJE DE TAMALES Y VINO

La Fiesta de la Calendaria, es una fiesta en honor a la Virgen de la Candelaria, que tiene su origen en Tenerife. Candelaria deriva de candelero, candela o luz santa que guía al buen camino. Esta costumbre

La Fiesta de la Calendaria, es una fiesta en honor a la Virgen de la Candelaria, que tiene su origen en TenerifeCandelaria deriva de candelero, candela o luz santa que guía al buen camino. Esta costumbre surge en el Oriente, años más tarde se fue extendiendo a Occidente. Se celebra el 2 de febrero de acuerdo al calendario católico coincidiendo con un pasaje de la Biblia en el cual se menciona la presentación del Niño Jesús en el Templo de Jeusalén.

Cada año, se celebra el día de los Santos Reyes y es costumbre reunirse en familia para partir una rosca.  Dentro de ella se encuentra una o varias figuras que representan el Niño Jesús y a quien le toca en su porción de Rosca de Reyes, debe de compartir los tamales el 2 de febrero, Día de la Candelaria.  Por cierto, se trata de una fiesta pagano religiosa ya que, de acuerdo al calendario azteca, era el primer día del año y se celebraba en honor de: Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl y concidió con la celebración de la Candelaria, mezclando tradiciones indígenas con las españolas.

Los tamales se acostumbran porque es un platillo que existe desde la época prehispánica y con ellos se hacían las ofrendas de maíz a los dioses. Aunque es tradicional acompañar los tamales con atole, creo que una interesante opción es hacerlo con vino y mi sugerencia es con Vino Mexicano. En este caso es importante confiar en los sentidos. Analizar el tamal, su relleno, textura, potencialidad, sabores  principales, si tiene elementos picantes, si es grasoso, etc.  Sabiendo que, el maridaje, es la búsqueda de equilibrio entre pontencialidad y/o sutilieza del plato y del vino.

• Los Tamales con Picante irán mejor con vinos blancos secos y con la acidez de éstos. Ideales con uvas Chardonnay o Chenin Blanc.

• Los Tamales de Mole, pueden ser armonizados con vinos tintos jóvenes que tengan notas frutales, buena acidez y taninos amables. Y claro, también con un espumoso.

• Los Tamales Dulces, con fruta y vainilla irán muy bien con vinos cosecha tardía que pueden ser de uva Semillón o Chenin Blanc o también con los vinos espumosos.

Aunque, como siempre lo he dicho, lo mejor y más divertido es la experimentación ya que, querido lector, su paladar no se equivoca.

¡Salud!

Comunicóloga de profesión, es reconocida como una de las voces más prestigiadas en mercadotecnia del vino y una de las principales catadoras de vinos y espirituosos en México desde hace más de 20 años. Pilar ha cursado diversas certificaciones en Gastronomía, Vinos y Destilados. Es docente y se encuentra reconocida por diversas DOs como formadora homologada.