Home / Voyage  / MALTA FUSIÓN DE CULTURAS

MALTA FUSIÓN DE CULTURAS

Malta es un archipiélago en el Mediterráneo central entre Sicilia y la costa norteafricana. Es una nación conocida por sitios históricos relacionados con una sucesión de gobernantes, incluidos los romanos, moros, caballeros de San Juan,

Malta es un archipiélago en el Mediterráneo central entre Sicilia y la costa norteafricana. Es una nación conocida por sitios históricos relacionados con una sucesión de gobernantes, incluidos los romanos, moros, caballeros de San Juan, franceses y británicos. Tiene numerosas ciudades fortificadas, templos megalíticos, encantadores pueblos pesqueros y playas idílicas.

El archipiélago de Malta se encuentra prácticamente en el centro del Mediterráneo y está formado por tres islas: Malta, Gozo y Comino. Con un clima magníficamente soleado, playas increíbles, una vida nocturna divertida y 7,000 años de historia fascinante, hay una infinidad de cosas que ver, hacer y descubrir.

Su capital, La Valeta, está repleta de sitios de importancia histórica, con edificios que datan del siglo XVI. Tanto es su bagaje cultural que la ciudad entera ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1980. 

Además de ser una de las capitales más pequeñas de Europa, también es una de las más jóvenes, fundada hace poco más de 450 años. La ciudad fue construida por los Caballeros de la Orden de San Juan (también conocidos como los Caballeros de Malta o los Caballeros Hospitalarios), en una península con grandes puertos naturales en ambos flancos.

El lugar donde la historia de la isla se fusiona con su moderno y divertido presente es St. Julian’s, una zona repleta de vida, restaurantes, bares, casinos y hoteles. Enclavada entre el mar Mediterráneo y el puerto de Portomaso, se encuentra la zona más activa de este pequeño país. Aquí me hospedé en el hermoso Hilton Malta, un oasis permanente, abierto todo el año, que nos consiente y sumerge en el moderno estilo de vida de Malta.

El hotel, con sus cuatro albercas externas y una interna es un oasis permanente, abierto todo el año, que nos consiente y sumerge en el moderno estilo de vida de Malta.

Arcos blancos, balcones y tres restaurantes reflejan la ecléctica cultura del destino y las increíbles vistas al mar son un recuerdo constante de la peculiar ubicación de la isla: a 93 kilómetros al sur de Sicilia y a 288 kilómetros al norte de África.

Disfrutadas desde el lujoso Lounge Ejecutivo, las vistas panorámicas de St. Julian’s son la joya de la corona de mi estancia. Un espacio cómodo, sofisticado y contemporáneo, el hotel fue mi punto de partida para explorar las miles de maravillas salpicadas por toda la isla de Malta – la isla más grande de las tres y el centro cultural, comercial y administrativo del país.

Pequeña y atmosférica, Malta es un destino con un encanto único, en el cual nos maravillamos con sus imponentes fortalezas, mar turquesa, vida submarina, antiguas ciudades y templos neolíticos. 

APASIONADA DEL BUEN VIVIR