Home / Voyage  / Arte y Gastronomía en Basilea

Arte y Gastronomía en Basilea

Hogar de 40 museos, la ciudad de la cultura para conocedores tiene la mayor concentración de museos del país. Basilea también tiene un hermoso casco antiguo, una arquitectura moderna y el Rin, un lugar atractivo

Hogar de 40 museos, la ciudad de la cultura para conocedores tiene la mayor concentración de museos del país. Basilea también tiene un hermoso casco antiguo, una arquitectura moderna y el Rin, un lugar atractivo para descansar un rato.

Basilea es la ciudad universitaria más antigua de Suiza. Los monumentos históricos de la ciudad incluyen la gran plaza del mercado con su ayuntamiento de arenisca roja ricamente decorado y la catedral de estilo románico-gótico tardío. Durante un paseo por el casco antiguo, pasando por pequeñas boutiques, librerías de antigüedades, pero también tiendas de diseñadores modernos, una visita al «Läckerli Huus» para probar el tradicional pastel de miel de Basilea es indispensable. 

Casi 40 museos hacen de Basilea la ciudad con la mayor densidad de museos del país. Los museos de renombre internacional, como el Museo de Arte de Basilea, el museo dedicado al escultor de hierro Jean Tinguely, la Fondation Beyeler y el Museo de las Culturas atraen a un gran número de visitantes, al igual que varias galerías y teatros.

El Kunst Museum, la colección de arte municipal de Basilea, se remonta a 1661, cuando la ciudad adquirió el Gabinete Amerbach. Creció de manera constante a lo largo de los siglos, lo que requirió varias reubicaciones dentro de Basilea. El Hauptbau en St. Alban-Graben se inauguró en 1936. Una primera ampliación se produjo en 1980, cuando el Kunstmuseum Basel | Gegenwart abrió sus puertas; en 2016 se agregó un tercer lugar, conocido como Neubau. Dentro de las paredes de estas tres plataformas artísticas del Kunst Museum me encontré con un mundo de arte inolvidable.

La Fundación Beyeler o Fondation Beyeler con su museo en Riehen, cerca de Basilea, posee y supervisa la colección de arte de Hildy y Ernst Beyeler, que presenta arte moderno y arte tribal.

La Fundación Beyeler abrió sus puertas el 18 de octubre de 1997, presentando 140 obras de clásicos modernos, incluidos 23 Picassos. La colección general de 200 obras del modernismo clásico refleja las opiniones de Hildy y Ernst Beyeler sobre el arte del siglo XX y destaca características típicas del período, desde Claude Monet, Paul Cézanne y Vincent van Gogh hasta Pablo Picasso, Andy Warhol, Roy Lichtenstein y Francis. Bacon. Las pinturas aparecen junto a unos 25 objetos de arte tribal de África, Oceanía y Alaska.

El Grand Hotel Les Trois Rois se encuentra en el corazón de la ciudad de Basilea. En el lugar exacto donde, en la Edad Media, los barcos atracaban en la torre de sal para transportar ese producto tan buscado por el Rin y por todo el mundo.

Es uno de los hoteles urbanos más antiguos de Europa, fundado en 1681 como albergue y transformado en un gran hotel en 1844; que durante mucho tiempo ha atraído la prominencia de cerca y de lejos: Napoleón, la reina Isabel II, Pablo Picasso, Thomas Mann y, por supuesto, muchos otros invitados ilustres que han entrado y salido por estas puertas.

En la Brasserie Les Trois Rois, galardonada con 14 puntos GaultMillau,  nos deleitamos con especialidades de brasserie suizas y francesas, con ingredientes frescos del mercado, que dan testimonio de la riqueza de los productos regionales. El menú ricamente variado y colorido es testimonio de los esfuerzos constantes del equipo del Maitre d’hôtel Hervé Mahler y el Chef Ejecutivo de Cocina Urs Gschwend.

Otra joya gastronómica en esta ciudad es el Atelier Teufelhoff. La palabra atelier viene del francés para taller; es el lugar de trabajo de las personas creativas. El Atelier ofrece cocina mundial de última generación basada en productos suizos y regionales. El foco está en la artesanía; todo está hecho bajo la dirección de su chef, Aschi Zahnd, con un irresistible toque casero. Ubicado en el corazón del casco antiguo de Basilea, en dos casas históricas del siglo XVIII reconstruidas, Teufelhoff combina historia y tradición con un entorno artístico, moderno y urbano.

APASIONADA DEL BUEN VIVIR