Home / Gourmet  / Bonterra, Sembrando la Diferencia

Bonterra, Sembrando la Diferencia

Bonterra Organic Vineyards se guía por una filosofía de producción, enfocada al apoyo del medio ambiente, creando expresiones puras, respetando el suelo y cultivando mejores uvas a través de la agricultura orgánica. La bodega pertenece

Bonterra Organic Vineyards se guía por una filosofía de producción, enfocada al apoyo del medio ambiente, creando expresiones puras, respetando el suelo y cultivando mejores uvas a través de la agricultura orgánica. La bodega pertenece a Fetzer Vineyards ubicada en Mendocino, California y forma parte de Viña Concha y Toro, Family of Wineries, y representa la parte orgánica del Grupo Concha y Toro, que la adquirió por ser la pionera en prácticas sustentables en la creación de vinos.

Desde hace más de 30 años, Bonterra ha utilizado el cultivo orgánico en la producción de todos sus vinos y en la de otros vinos seleccionados la agricultura biodinámica, y es gracias a estas prácticas respetuosas del medio que ganó la medalla verde en los Premios de Liderazgo Sostenible para Vinos 2020 y la medalla verde del Medio Ambiente en los Premios de Liderazgo Sostenible para Vinos 2020 en California.

Además de que cuidar el planeta y los sabores exquisitos van de la mano, con cada vez más los amantes del vino que buscan esta combinación, de hecho, la sustentabilidad es la cualidad más atractiva al momento de seleccionar vinos ecológicamente certificados. Bonterra sigue una filosofía de producción que crea expresiones puras respetando el suelo y dando mejores uvas orgánicas y biodinámicas para los vinos a través de la agricultura orgánica y la agricultura biodinámica.

La elaboración de una botella de vino implica un largo proceso que requiere de amor y recursos, pero es una inversión que bien vale la pena porque se refleja en la calidad del vino. El proceso de cultivo orgánico de Bonterra es similar al de la agricultura tradicional, en la cual se utiliza una mezcla de nitrógeno, fósforo y potasio en la tierra, la diferencia es que en el cultivo orgánico estos nutrientes provienen de fuentes orgánicas, obtenidas de forma natural, sin usar químicos ni otro tipo de sustancias.

La idea detrás de todo el cuidado tan meticuloso, es que se obtengan las mejores cualidades de la uva y del terroir, para que cuando se pruebe el vino, los sentidos reciban una oleada de sensaciones en su máxima expresión. Son muchos factores los que influyen en los vinos orgánicos, como el suelo, el clima, el viento, el agua, por lo que se minimiza la manipulación durante la producción, para que el vino sepa al terroir que le dio vida.

En la producción  orgánica también se respetan los ciclos naturales de la uva, y se considera que el proceso de cultivo es un ciclo en el que se integran elementos naturales que son parte de la vida, por ejemplo, el abono que se usa como fertilizante se obtiene de los animales que son alimentados con las plantas que se producen en el terreno, con lo que se garantiza que los nutrientes que recibe la tierra estén libres de químicos en todo momento. 

Para sumarse a todos estos esfuerzos, la producción de cada botella de Bonterra también es parte de esta cultura sustentable, pues cada una está elaborada con un 35% de material reciclado, y se está comenzado a probar nuevas alternativas ecológicas para el uso de envases, que incluyen latas, cajas de cartón y barriles.

Bonterra es ideal para los amantes del vino que se interesan por el cuidado del medio ambiente y que además buscan elegancia y pureza de sabor en la copa.

Bonterra Organic Vineyards
W.
conchaytoromexico.com
W. debybeard.com

APASIONADA DEL BUEN VIVIR