Home / Voyage  / Monasterio de Yuso, Cuna del Español

Monasterio de Yuso, Cuna del Español

“Una lengua no nace. Se hace”. Viajar siempre será una experiencia extraordinaria. En realidad no importa tanto el país que se visite, -porque cualquier lugar del mundo tiene rincones fantásticos-, sino las ganas que tengas

“Una lengua no nace. Se hace”. Viajar siempre será una experiencia extraordinaria. En realidad no importa tanto el país que se visite, -porque cualquier lugar del mundo tiene rincones fantásticos-, sino las ganas que tengas de conocer, aprender, descubrir y sobre todo, vivir. Así, durante el viaje que hicimos Pilar y yo a La Rioja el pasado invierno, descubrimos muchas joyas, como el Monastrerio de Yuso ubicado en San Millán de la Cogolla

El camino es muy bonito, a través de una carretera un poquito angosta en medio de la montaña que nos regala unos paisajes fantásticos. Eso sí, es mejor ir en coche particular, ya que el transporte público es un poco escaso. Tal vez lo más relevante de este monasterio ubicado en La Rioja, en el norte de España, es que fue ahí donde se escribieron hace más de mil años las primeras frases que se conservan en castellano y en euskera.

Estas primeras palabras escritas “conscientemente” hace poco mas de mil años, no son fáciles de reconocer. Estas palabras estan presentes en Las Glosas Emilianeses, “que son notas que un monje fue tomando para comprender la gramática y aclarar los significados”.˚1 

Tienes que fijarte mucho para reconocer estas palabras, son casi irreconocibles, de hecho, es imprescindible que la guía profesional te de una larga y muy interesante explicación. 

Posiblemente la frase más interesante se puede se leer en la página 72 del Códice Emilianense 60, en el que aparece por vez primera la letra “Ñ”: “Con o aiutorio de nuestro dueño Christo, dueno salbatore, qual dueno get ena honore et qual duenno tiene tela mantatione con o patre con o spiritu sancto en os sieculos de lo sieculos”. En el caso del euskera, la primera frase que encontramos se encuentra en la glosa 31 del folio 67v de dicho tomo. En ella podemos leer “Jziogui dugu” que significa, “hemos sido encendidos, iluminados o nos sentimos enardecidos”.

El Monasterio de Yuso es una belleza, construido en el año 1053, y en diciembre de 1997 fue declarado Bien Patrimonio de la Humanidad. A lo largo de los años, el Monasterio ha sufrido muchos daños, aunque lo han restaurado varias veces, cuidando especialmente los libros que forman posiblemente una de las bibliotecas más importantes de España, ya que alberga los cantorales del siglo XVII, cerca de treinta gigantescos libros que pesan entre los 40 y 60 kilos cada uno, forrados con piel de vacas riojanas, unas dos mil dicen, y escritos en hojas también fabricadas en piel de diversos animales. 

Hay muchas historias que contar sobre este maravilloso lugar, pero en mi opinión personal, es mejor que se den una vueltecita por ahí y lo descubran… vale la pena. 

Monasterio de Yuso
D. Calle Prestiño, s/n, 26326 San Millán de la Cogolla, La Rioja, España
W. monasteriodesanmillan.com
T. +34. +34 941 373 259

Hace más o menos mil años, un monje de San Millán se enfrenta a un códice escrito en latín. Va tomando notas para comprender la gramática y aclarar los significados. A esas notas las llamamos glosas, las Glosas Emilianenses. Lo más novedoso es que esas glosas están redactadas, conscientemente, en el habla del pueblo, en romance, y pueden presumir de ser la primera página de la literatura española.

*1Texto de la página oficial del Monastrerio de Yuso.

APASIONADO DEL BUEN VIVIR