Home / Gourmet  / Hokol Vuh, a Culinary Journey

Hokol Vuh, a Culinary Journey

Para celebrar la pasión culinaria surgió Hokol Vuh, un viaje culinario a las raíces de la gastronomía maya, una de las más deliciosas que tenemos en el país. Cada platillo está impregnado de una sinfonía de

Para celebrar la pasión culinaria surgió Hokol Vuh, un viaje culinario a las raíces de la gastronomía maya, una de las más deliciosas que tenemos en el país. Cada platillo está impregnado de una sinfonía de texturas, sabores, aromas, de simbolismo y de historia. Por todo esto, los chefs René Redzepi y Roberto Solís, decidieron rescatar las recetas de las comunidades, que además de compartir sus secretos culinarios, se unieron a esta iniciativa para conservar su herencia milenaria.

En esta segunda edición de Hokol Vuh, se reunieron 18 chefs internacionales, para que crearan su propia interpretación de la esencia de cada platillo maya, desde el uso de los ingredientes, las mezclas de sensaciones y la presentación, sin perder de vista el origen de cada platillo. En este viaje culinario se enaltecen la herencia cultural y la generosidad del pueblo maya, cuyos sabores son de gran relevancia con la gastronomía mexicana. 

Para demostrar que la cocina tradicional puede convivir con los sabores más lujosos, los platillos fueron maridados con Moët & Chandon en sus diferentes presentaciones. 

Así fue como maridamos con los platillos Moët & Chandon Brut Impérial, Moët & Chandon Nectar Impérial, Moët & Chandon Impérial Rosé y Moët & Chandon Ice Impérial. 

La mezcla de estos dos universos, el maya y el francés, además de su combinación espectacular, sorprendente e inesperada, nos invitó a deleitamos con una cena en las haciendas Ochil y Temozón, y con una cata por el chef de la Maison Moët & Chandon, Marco Fadiga, en la que explicó al resto de los chefs la majestuosidad de las diferentes expresiones del champagne, un extraordinario elixir que tiene la virtud de poder maridar con diferentes productos, texturas, sabores y temperaturas. 

Como parte de las diferentes experiencias, se incluyeron un desayuno en la hacienda Tekit de Regil, una comida en la hacienda Xocnaceh y visitas a las ruinas Xocnaceh, a la zona arqueológica Uxmal, además de visitas a la comunidad maya Yaxunah, donde presenciamos el desenterrado de la cochinita pibil de manera artesanal. También pudimos visitar el cultivo de la milpa, en donde los chefs aprendieron la técnica de cosecha del maíz con una cata de bebidas a base de este milenario ingrediente, base de la gastronomía mexicana. 

Mientras los sentidos eran despertados por los sabores y texturas, tuvimos como compañía de fondo las vistas a la imponente zona arqueológica de Ake, con sus construcciones milenarias rodeadas de la vegetación de la zona. La Hacienda de San Lorenzo es una joya del siglo XVII, rodeada de árboles, con gruesas vigas de madera en los techos y bellos detalles arquitectónicos que le dan un toque mágico a Hokol Vuh.

El pasado y el presente se combinaron magistralmente con los sabores de Hokol Vuh, por el lado del pasado están los vestigios mayas y los testigos de la época del cultivo del henequén, y en el presente, los deliciosos platillos, preparados con productos locales y orgánicos obtenidos a través de La Fundación Haciendas del Mundo Mayan, en la que se promueve el consumo de los productos originarios de las comunidades rurales de Yucatán, como la sal, miel y maíz, libres de químicos pero llenos de cuidados ancestrales. En colaboración con la fundación, Traspatio Maya promueve y potencializa el talento de las comunidades mayas, para mantener viva su cultura e historia y darlas a conocer con orgullo.

W. hokolvuh.com
W. debybeard.com

APASIONADA DEL BUEN VIVIR