Home / Gourmet  / Un Paso Adelante en el Mundo del Vino

Un Paso Adelante en el Mundo del Vino

Con una producción de más de 10 millones de botellas anualmente, y presencia en 13 regiones productoras de España, entre Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), Indicación Geográfica Protegida (IGP) y por supuesto las Denominaciones de

Con una producción de más de 10 millones de botellas anualmente, y presencia en 13 regiones productoras de España, entre Denominaciones de Origen Protegidas (DOP), Indicación Geográfica Protegida (IGP) y por supuesto las Denominaciones de Origen Calificadas (DOCa) Rioja y Priorat, Juan Gil Bodegas Familiares se conforma en la actualidad de 11 bodegas en las que se desarrollan proyectos innovadores en todo sentido, incluyendo desde luego el redimensionamiento de zonas que están fuera del perímetro de las modas, aún incluso dentro de DO en boga, como Rueda o Rias Baixas, por ejemplo. 

«Juan Gil Bodegas Familiares ha destacado en el panorama de los vinos de calidad con el desarrollo de proyectos innovadores».

«Pensamos en la recuperación de zonas vitivinícolas, en la proyección de su patrimonio, de su historia; en el redimensionamiento de sus cepas que son signo de identidad de muchas generaciones a través del oficio de la tierra y los vinos que han producido esas familias a través del tiempo. Ante todo pensamos en el rescate de la población local, en la revitalización de muchos pueblos que ha sido centro de importantes acciones y actualmente corren el riesgo de desaparecer ante la falta de trabajo. Rescatamos espacios vitivinícolas, pero ante todo damos un nuevo impulso a esa sociedad que ha sido gestora de la historia del vino en España», expresa Mar Moreno Carrillo, de Juan Gil Bodegas Familiares.

«En México contamos con la participación de Grupo CAL, que ha realizado un estupendo trabajo en la difusión de un concepto de vinos que expone la esencia y las raíces de la vitivinicultura de España: Lagar da Condesa, en Rias Baixas; Cellers Can Blau, en Montsant; Tridente, con los Vinos de la Tierra de Castilla y León; Bodegas Morca, en Campo de Borja; así como Rosario Vera, en Rioja», agrega. 

En 2015, la bodega originaria del grupo implantó un proyecto innovador en Murcia con el desarrollo de una planta experimental para la fabricación de humus con los residuos generados en la propia bodega, producidos durante la fabricación de vino. Como grupo, representa la empresa más grande en contar con la certificación de residuo cero; asimismo ha logrado hasta un 50% en la reducción de sulfitos y hasta el momento tres de sus bodegas operan sin el uso de energía eléctrica.

Pero en sintonía con su visión de sustentabilidad, Juan Gil Bodegas Familiares ha destacado en el panorama de los vinos de calidad. El mapa español está tachonado de grandes proyectos, algunos de ellos ya enmarcados en categorías únicas, como es el caso de El Nido, en la DOP Jumilla, cuyo Crianza 70% Cabernet Sauvingnon y 30% Monastrell se ha perfilado en el Top Ten de los españoles. El Nido 2016 obtuvo 95 puntos con Luis Gutiérrez, el catador de Robert Parker para los vinos españoles. Esta añada recibió además grandes elogios y puntajes de Josh Reynolds, de Vinous, uno de los medios especializados más importantes en Estados Unidos, quien destaca: «he tenido la oportunidad de guardar muchos Jumillas en bodega, especialmente los extraordinarios vinos de Bodegas El Nido». 

Asimismo, El Nido 2006 fue nombrado como Mejor Vino de España en la categoría de Vinos Tinto Añadas anteriores por la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV). Esta bodega, como advierte Mar Moreno, es un concepto desarrollado bajo la guía del prestigiado enólogo australiano Chris Ringland, quien realizó un exhaustivo trabajo en la selección y definición de parcelas para la elaboración de tres vinos icono de Jumilla: Clío (70% Monastrell-30% Cabernet Sauvignon); Corteo (100% Syrah); además del multipremiado El Nido.

«Nuestra oferta se enfoca a la gama media para arriba. El uso de tecnología de vanguardia ha sido fundamental en la definición de nuestros conceptos. Utilizamos un selector óptico de granos y hasta el 30% del producto se rechaza, lo cual nos indica una alta exigencia en calidad. Nuestras etiquetas expresan también una imagen propia, diferente; sin embargo el mensaje siempre es decir que dentro de la botella hay algo tan o más sugerente a lo que expresa por si sola la etiqueta misma. Guardamos un signo de identidad, de carácter. No vamos por lo obvio, sino por lo que representa la profunda esencia del vino español», destaca Mar Moreno Carrillo.

Gil Bodegas Familiares
W.
gilfamily.es

«Denominaciones como Almansa y Calatayud forman parte de la propuesta de este grupo que rescata la esencia del vino español».

APASIONADO DEL BUEN VIVIR