El equipo francés Renault de Fórmula Uno  “Renault Sport F1” e Infiniti unieron esfuerzos para crear el Infiniti Project Black S. Este impactante auto se basa en el modelo Q60 Red Sport 400 al cual su motor V6 de doble turbo de 3.0 litros se le hicieron modificaciones para lograr altas prestaciones.

El tren motriz para incorporar un sistema híbrido que, como al igual que en un auto F1, obtiene electricidad de dos fuentes. La primera unidad generadora cinética recolecta energía del frenado, similar a los sistemas de tipo regenerativo en híbridos de producción y automóviles eléctricos. Mientras tanto, los turbocompresores integran la segunda unidad, que utiliza el calor del escape para generar electricidad.

El sistema híbrido agrega alrededor de 440 libras (200 kilogramos), de acuerdo con Infiniti, por lo que la marca debió quitar peso, sustituyendo la capota de acero de serie, la tapa del portamaletas, los guardabarros y el techo con piezas de fibra de carbono.

Tener mucha potencia extra también ayuda. El sistema híbrido agrega 163 caballos de fuerza (hp) a la salida del V6, para un total de 563 hp. Infiniti estima que el Proyecto Black S hará cero a 62 mph (100 kph) en menos de cuatro segundos gracias al complemento de una transmisión automática Q60 de siete velocidades.

W. infiniti.mx