Cuando pensamos en Acapulco, se agolpan en la mente las imágenes del mar, del sol radiante, y claro, los momentos de confort que se viven en el Hotel Princess Mundo Imperial. Desde su fundación, el hotel le ha dado un toque de distinción y elegancia al puerto, y su nombre ha sido asociado como lo más bonito y representativo de este destino de playa tan consentido.

Además del servicio impecable de Grupo Mundo Imperial, algo que lo distingue es su oferta gastronómica: rica, innovadora, fresca, sorprendente. Para seguir sorprendiéndonos, a partir de julio, a Princess Mundo Imperial llegaron  los sabores de Oaxaca con el restaurante Pitiona de Mar, a cargo del chef José Manuel Baños, quien nos deleita con exquisitos platillos elaborados a partir de  ingredientes que honran la cultura y raíces de este emblemático estado.

La propuesta única de Pitiona de Mar es preparar los platillos como si estuviéramos en Oaxaca, mezclados con la belleza y el ambiente de Acapulco. Para lograrlo, se cocinan con 90% de productos gastronómicos provenientes del estado, y el resto, son provenientes de diversas regiones de México, con lo que además de tener un toque muy especial, son un homenaje a la variedad de sabores y productos que se encuentran en  Acapulco. También se ofrecen deliciosos cocteles elaborados con destilados como tequila, pulque y mezcal, que se maridan de forma magistral con cada platillo.

Este proyecto gastronómico tan especial sólo podía estar a cargo del Chef Manuel Baños,  quien además de ser un referente en el mundo gastronómico mexicano, es oaxaqueño de nacimiento, originario de Pinotepa Nacional, donde creció entre el calor y los aromas de las ollas y fogones de su abuela, quien, como alquimista, transformaba los ingredientes en exquisitas creaciones culinarias. A partir de su ejemplo, el chef decidió encontrar su propia sazón y enriquecer las enseñanzas que aprendió en su infancia, por lo que se trasladó a Puebla para estudiar gastronomía en el Instituto Culinario de México, que fuera su trampolín para llegar a Europa, en donde extrajo las esencias de otras tradiciones y la pasión creativa de grandes chefs como Juan Mari Arzak y Ferran Adria. Al regresar a su tierra, su aprendizaje se fortaleció al cocinar junto al chef Alejandro Ruiz en la apertura de Casa Oaxaca.

Además de este nuevo atractivo culinario que se une a la lista de comodidades de Mundo Imperial, el hotel es la escapada ideal para disfrutar de la paradisiaca Riviera Diamante, para divertirnos en sus extensas áreas de albercas, consentirnos en el Spa Tlalli, maravillarnos ante sus 480 hectáreas de paisaje tropical con jardines exuberantes, y hasta pasar horas de diversión en su campo de golf, no por nada, sus hoteles están considerados entre los mejores de la Riviera Diamante.

 

Princess Mundo Imperial

W. princessmundoimperial.com

W. debybeard.com