Los fabricantes de superdeportivos son todavía reacios a la electrificación de sus modelos, más allá de una ligera hibridación. Por supuesto hay excepciones, como Rimac, pero la fabricación de superdeportivos no es su principal área de negocios. Lotus, sin embargo, da un paso y se propone fabricar en serie limitada el Evija. Este superdeportivo eléctrico con tracción integral y con un pack de baterías de 70 kWh desarrollado por Williams llegará con una potencia de 2.000 CV, convirtiéndolo en el coche de serie más potente del mundo, y un precio de 1,7 millones de libras esterlinas más impuestos (unos 1,88 millones de euros).

W. lotuscars.com