La compañía sueca Volvo y la norteamericana Uber unen fuerzas para iniciar la producción de un vehículo totalmente autónomo. De hecho el proyecto de colaboración comenzó desde 2016 y desde entonces los técnicos de ambas empresas han ido solucionando las dificultades que un proyecto de este calibre representa.

Todo se ha basado en el multipremiado Volvo SUV XC90. A lo largo de los últimos años han hecho multitud de pruebas de auto-frenado, definición de rutas, respuestas ante problemas de tráfico y una gran cantidad de elementos adversos para lograr una conducción 100% autónoma y 100% segura.

De hecho los técnicos de ambas empresas afirman que han logrado perfeccionar tanto la conducción autónoma que llegará a ser más segura que cuando una persona maneja el vehículo.

Además de todos los sistemas de seguridad del Volvo XC90 los técnicos han desarrollado un sistema que se instala en la parte superior del SUV que incluye una impresionante cantidad de sensores para una segura conducción además de estar conectado a un sistema central en las oficinas de Uber y de Volvo.

Volvo y Uber estiman lanzar su primer vehículo autónomo a finales del 2020. Calculan que la producción será de varios miles de autos al año.

W. volvocars.com

 

GALERIA

 

“Para Volvo y Uber, esta asociación va a representar la producción de varios miles de vehículos al año.”