En Europa la forma más fácil, cómoda y auténtica de viajar es siempre por tren y la mejor opción para obtener los boletos de tren es definitivamente Rail Europe. Los diversos Rail Pass de Rail Europe nos brindan amplios viajes en tren dentro de un país o entre varios países. También nos permiten hacer planes de viaje de última hora, así como ahorrar dinero, ofreciendo descuentos, beneficios y bonificaciones.

Rail Europe, en operación desde 1932, nos lleva de la mano a sumergirnos en la magia del antiguo continente, empapándonos de cultura y experiencias únicas en el camino. Estas son las 5 razones por las cuales viajar en tren por Europa es la mejor opción:

Un viaje en tren es un destino en sí mismo

Viajar en tren es mucho más que solo un medio de transporte; es mucho más que sólo trasladarse del punto A al punto B. A través de la ventanilla del tren podemos apreciar los hermosos escenarios de las campiñas, de los pueblos y de esas áreas de las ciudades que no exploraríamos en un recorrido tradicional. Es una forma distinta de acercarnos a cada región, disfrutar de su particular geografía y de su arquitectura rural o urbana que mucho revelan de cada sociedad.

Mejor aún, el tren nos permite descubrir espacios poco accesibles y de espectacular belleza a los que difícilmente podríamos llegar por otro medio de transporte. Desde la majestuosidad de las montañas en Suiza, o las extensas praderas verdes de Escocia con sus lagos y sus colinas o los fiordos en Noruega, impactantes sorpresas nos esperan en un recorrido por tren.

Divertida experiencia a bordo

En el interior del vagón, la distribución de espacios es más amplia que en un avión y hay asientos apropiados para pasajeros que viajan solos o para quienes viajan en grupo. Adicionalmente, aunque muchos trenes tienen sistemas de entretenimiento o conexión wi-fi, muchos viajeros prefieren conversar con otros viajeros locales, leer un buen libro o simplemente disfrutar del paisaje mientras nos sumergimos en nuestros propios pensamientos. Y si no queremos permanecer sentados por mucho tiempo, podemos caminar a lo largo de los vagones sin ninguna restricción. Es, en definitiva, una sensación distinta, cómoda y relajante.

La mejor opción para recuperar energía

Viajar en tren es tan cómodo y tranquilo que nos ayuda mucho a descansar y recuperar energía para llegar al siguiente destino. Las  estaciones de trenes están ubicadas en el centro de la ciudad por lo que, al bajar del tren, estamos listo y renovados para continuar por nuestra aventura en Europa de inmediato – sin tener que desperdiciar tiempo valioso en largos traslados en taxi o transporte público.

Más beneficios con el uso de un pase de tren

Si decidimos utilizar el tren para realizar varias rutas, lo cual es lo más recomendable en Europa, donde increíbles destinos están tan bien conectados unos con otros, entonces nuestro pase de tren se convierte en nuestro mejor aliado de viaje. Además de gozar de varios días de viaje de tren durante un determinado período de tiempo, el pase de tren nos otorga otros beneficios importantes.

Abordaje rápido y con mínimo esfuerzo

La mayoría de los viajeros estamos acostumbrados a los tiempos y procedimientos indicados por las líneas aéreas. A diferencia de los aeropuertos, en las estaciones de tren no requerimos llegar con horas de anticipación, documentar equipaje, pasar por inspecciones incómodas o hacer largas filas para abordar. Todo ese proceso se simplifica de manera importante al viajar en tren. Ya sea una viaje nacional o internacional, solo basta llegar a la estación con 30 minutos de antelación, lo cual es tiempo suficiente para ubicar la plataforma de salida del tren y abordar con la maleta en mano.

Viajar por tren en Europa siempre es una experiencia única, sea por la eficiencia o la alta velocidad, por el confort, por las impresionantes vistas o por el precio – esta el la mejor manera de conocer la magia de este fascinante continente.