La linea aérea turca Turkish Airlines acaba de recibir su primer Boeing 787-9 Dreamliner. Con este nuevo avión Turkish Airlines planea incrementar su rentabilidad en rutas sin escalas hacia Bali, Bogotá, Panamá, Washington y Atlanta. El menor consumo de turbosina, la cabina más ancha, el mayor rango de operación y la mayor comodidad para los pasajeros lo hacen la opción ideal para esta aerolínea del medio oriente.

El Boeing Dreamliner es operado por más de 80 lineas aéreas alrededor del mundo y han ordenado un poco más de 1,400 aviones convirtiéndolo en el avión de cabina ancha más vendido en el mundo. Su consumo de turbosina es 25% menor a sus competidores además de aumentar su rango de operación. Esto ha provocado que se desarrollaran 235 nuevas rutas sin escalas entra todas las aerolíneas que las operan.

El avión de Turkish Airlines tiene capacidad para 300 pasajeros en una combinación de 270 pasajeros en económica y 30 en clase de negocios.

W. turkishairlines.com