Porsche Exclusive Manufaktur trabaja junto con el departamento de diseño ‘Style Porsche’, como parte de la estrategia Heritage Design (diseño retro), en la reinterpretación de versiones exclusivas del 911 con elementos iconográficos tomados de vehículos Porsche construidos entre las décadas de años 50 y 80.

El 911 Speedster con paquete Heritage Design, que Porsche presentó a mediados de abril de este año en el Salón del Automóvil de Nueva York, proporciona una visión inicial sobre el diseño de estos vehículos ‘lifestyle’.

El próximo año habrá otras variantes especiales, que irán siendo introducidas cada cierto intervalo de tiempo y en series limitadas. Esos elementos elegidos de las décadas correspondientes también estarán disponibles para los 911 como parte de paquetes Heritage Design.

“Consideramos que es vital transportar los valores de la marca al futuro. Los modelos Heritage Design representan intencionadamente lo opuesto a los vehículos eléctricos e híbridos contemporáneos sobre los que se centran las innovaciones tecnológicas”, expresa Boris Apenbrink, director de Vehículos Exclusive Manufaktur de Porsche AG.

Porsche Design también está desarrollando relojes exclusivos sólo para propietarios de autos Heritage Design. Fieles al espíritu del profesor Ferdinand Alexander Porsche, diseñador del 911 y fundador de Porsche Design, los diseños iconográficos están regresando en los tiempos modernos.

“Las diferentes formas de procesar el titanio y la función cronógrafo personalizada de Porsche Design son características de esta serie. Esto, junto con patrones interpretados de una forma especial, como el Pepita o el tartán, da como resultado una colección de relojes única que rinde homenaje a la historia de la marca”, dice Gerhard J. Novak, director general de Relojes Porsche Design.

 

W. porsche.com

“Es vital transportar los valores de la marca al futuro. Los modelos Heritage Design representan intencionadamente lo opuesto a los vehículos eléctricos e híbridos contemporáneos sobre los que se centran las innovaciones tecnológicas”.