El pasado fin de semana, del 14 al 16 de junio, realizó una fastuosa exposición de sus modelos clásicos en el marco de su centenario. Bajo el título “Born Paris XV”, este espectáculo, realizado precisamente en el Distrito XV, donde comenzó la historia de la marca, permitió a los visitantes descubrir o redescubrir un patrimonio único, precisamente en el barrio donde por 50 años estuvo la fábrica de Citroën.

El primer Citroën, el Tipo A, se lanzó en París en junio de 1919. De tal forma, la firma francesa hizo una fiesta única en este distrito donde comenzó su historia. A pocos metros de las orillas del Sena, el sitio de la antigua planta Javel, la calle parisina se transformó durante la noche para sorprender a los transeúntes a primera hora de la mañana. A lo largo de 400 metros de la rue Linois se exhibieron 100 autos y camionetas representativas de la marca icónica de la industria automovilística europea.

Los modelos icónicos proceden de colecciones privadas y el Conservatorio Citroën, y estuvieron organizados de la siguiente manera:

4 automóviles conceptuales

74 modelos emblemáticos.

14 modelos de automovilismo

3 modelos que simbolizan la aventura automotriz.

5 modelos de la gama actual

A través de este tipo de actividades, Citroën busca compartir el espíritu de su centenario con el mayor número de modelos que han marcado no solo la historia de la marca, sino también la historia automotriz en sí misma: autos que ilustran toda la identidad de Citroën, afirman los organizadores.

 

Citroën

W. citroen.es

“Citroën es una marca popular que ha atraído a los automovilistas a lo largo de las décadas con su estilo audaz y su comodidad. Es una marca con una personalidad única y ocupa un lugar especial en muchos hogares”.