La capital de la República Checa, Praga, es una maravilla de la arquitectura y la cultura. Praga, llamada “Ciudad de las cien torres” y “Madre de todas las ciudades”, Praga tiene mucho que ofrecer a sus numerosos visitantes. En el idioma local, el checo, se llama “Praha”, que significa “rápidos” (como en un río). En una ciudad donde la antigua Bohemia se encuentra con el mundo moderno, la belleza nunca falta.

 

“La historia de Four Seasons Hotels and Resorts, que abrió su primer hotel en 1961, es una historia de innovación continua”.

 

Praga es a veces conocida como ‘el corazón de Europa’, así como ‘la madre de las ciudades’. Sobrevivió casi intacta la Segunda Guerra Mundial: el centro medieval de Praga sigue siendo una maravillosa mezcla de calles empedradas, patios amurallados, catedrales e innumerables chapiteles de iglesias a la sombra de su majestuoso castillo del siglo IX que mira hacia el este mientras el sol se pone detrás de el.

En el corazón de este fascinante destino se alza el elegante Four Seasons Hotel Prague; siglos de maravillas llenan sus muros, permitiéndonos trazar la historia de la ciudad desde la época barroca hasta la época neoclásica. Este lujoso hotel es un portal a experiencias vibrantes e inesperadas que reflejan el verdadero alma de la ciudad.

Las elegantes y románticas habitaciones del hotel están decoradas en una variedad de estilos y paletas de colores, con tapices, columnas de mármol y maravillosas vistas. Recientemente Pierre-Yves Rochon, reconocido mundialmente por sus premiados ambientes interiores para hoteles, residencias privadas y restaurantes, remodeló las habitaciones, suites y el vestíbulo del hotel, actualizando el diseño original de Frank Nicholson. El clásico Four Seasons se mantiene, no obstante, con su aire atemporal y elegante.

Una joya histórica y una obra de arte, el Four Seasons Hotel Prague es además un paraíso culinario donde constantemente se busca crear momentos únicos, repletos de magia. Desde una romántica cena el la azota del quinto piso, donde parece estar toda la ciudad a nuestros pies, hasta una experiencia gastronómica auténticamente italiana en su restaurante CottoCrudo, donde platos tradicionales se complementan con un bar de crudo en vivo, donde los chefs preparan mariscos frescos ante nuestros propios ojos, el hotel se asegura de agasajarnos.

La historia de Four Seasons Hotels and Resorts, que abrió su primer hotel en 1961, es una historia de innovación continua, notable expansión y una dedicación exclusiva a los más altos estándares. La compañía con sede en Canadá ha transformado durante más de 50 años la industria de la hospitalidad mediante la combinación de amabilidad y eficiencia con las mejores tradiciones de mantenimiento hotelero internacional. En el proceso, Four Seasons ha redefinido el lujo para el viajero moderno. En Praga, evoca lo más sofisticado del mundo de la hotelería para sumergirnos en la cultura de esta fascinante ciudad con toda la elegancia que merece.


“Praga es a veces conocida como ‘el corazón de Europa’, así como ‘la madre de las ciudades’”