NIZUC Resort & Spa es el corazón de la Riviera Maya. En la belleza de su diseño se captura la tranquilidad de la naturaleza, y al mismo tiempo nos conecta con la energía ancestral de la zona. La arena fina, el mar azul turquesa, la brisa suave y la impresionante barrera de coral, parecen estar ahí solo para nuestro deleite. En las 12 hectáreas del resort, el concepto arquitectónico de NIZUC se integra en armonía con el entorno, y las suites, villas, terrazas, piscinas y jardines crean una versión propia del paraíso.

 

“El menú de Indochine cambia cada temporada, para recrear de la mejor manera y con productos frescos las recetas de cada país”.

 

Este resort de súper lujo nos ofrece todas las comodidades que se puedan imaginas, y un poco más. Sus villas con alberca privada cuentan con vistas esplendorosas al mar, y por sus amplios diseños parecieran ser una extensión de la naturaleza exuberante que las rodea. Desde la comodidad de la tina de baño, el manglar se extiende ante nuestra mirada, por lo que podemos incluso ver a curiosos animales nativos que habitan en la zona. Las suites, igualmente desbordantes de lujo y de comodidad, son perfectas para admirar el escenario natural.

Además de tener uno de los mejores SPA´s del mundo, NIZUC posee restaurante de exquisitas propuestas culinarias. Ramona, Indochine, Terra Nostra, Ni, Café de la playa, La Punta Grill & Lounge, y Bar A-Kan, Havana Lounge, y Terra Nostra Lounge, son los encargados de consentir los sentidos a través de la gastronomía.

Su restaurante Indochine nos deleita con platillos asiáticos preparados por la chef Alicia Padilla. La chef es originaria de Guanajuato, donde estudió y se graduó con honores en artes culinarias y gastronomía. Tras una fructífera carrera culinaria, se integró al equipo culinario de NIZUC Resort & Spa, donde combina sabores de India, China, Tailandia y Japón.

La atmósfera de serenidad y el ambiente acogedor de Indochine, se refleja en el enorme espejo de agua que se extiende en la terraza del restaurante, desde donde se tienen vitas a los cálidos atardeceres sobre el mangle y el mar. En este escenario de lujo y tranquilidad, se disfrutan los sabores de la cocina asiática a través de su menú, en el que recrean las mejores recetas.

En su recorrido de sabores, los sentidos se sorprenden con platillos como la chuleta kurobuta kung Pao, marinada con ajo y sake, acompañada de salsa de ciruela picante, piña macerada y cebollas, o como el bacalao negro glaseado con miso blanco dulce servido con Bok Choy y Hajikami. Entre los grandes favoritos están los sashimis, como el de salmón con infusión de coco; una variedad de sushi; y los nigiri de atún, anguila, camarón, cangrejo, hamachi y salmón. La sopa Thai de pollo con coco es un concierto de aromas y sabores, mientras que la Langosta Tikka Masala nos sorprende con el sabor característico de India.

El menú de Indochine cambia cada temporada, para recrear de la mejor manera y con productos frescos las recetas de cada país. En Indochine, confirmamos que cada vez más somos quienes disfrutamos de una experiencia gastronómica más allá de la necesidad, sino por el placer de hacer nuestro un platillo convertirlo en arte.

 

W. nizuc.com

“Este resort de súper lujo nos ofrece todas las comodidades que se puedan imaginas, y un poco más”.