Dice el refrán que cada cabeza es un mundo, y si lo ponemos en términos gastronómicos, cada paladar es un mundo lleno de las interpretaciones personales que hacemos de lo que probamos, incluyendo el sabor del agua. Acqua Panna es un agua gourmet nacida en La Toscana, una tierra famosa por sus vinos, y que al igual que estos, recibe sus cualidades a partir de la generosidad del clima y de la geografía tan particulares de esta zona de Italia.

 

“La fresca perfección de Acqua Panna es conocida desde tiempos de los antiguos romanos, y fue valorada por la familia Medici”.

 

El manantial de Acqua Panna es parte de un acuífero que se encuentra en la cuenca principal de la región norte de los Apeninos, entre Passo della Futa y el Monte Gazzaro, a una altitud de unos 800 metros, ubicado entre los municipios de Scarperia y Barberino di Mugello. Beber una botella de esta agua es un experiencia única, pues solamente se utiliza la cantidad de agua que emerge del manantial, además de respetar el equilibrio natural de la fuente, se ofrece el agua más pura que nos dan años de filtrado del agua a través de las rocas.

No hay nada como el agua Acqua Panna, fresca como la temperatura a la que fluye. Después de recorrer durante 13 años el monto acuífero, emerge del manantial de entre las rocas. Las características del terreno, han mantenido al acuífero protegido y aislado del exterior, por lo que el agua nunca se altera en su sabor, en su balance ni en su aroma. Su pureza es tan alta, que el agua es embotellada en el  manantial sin ningún tipo de tratamiento ni procesos de filtrado adicionales.

La fresca perfección de Acqua Panna es conocida desde tiempos de los antiguos romanos, y fue valorada por la familia Medici, cuyos miembros mandaron a construir su coto de caza, la magnífica finca de Panna, en la región que rodea el manantial, y fueron ellos quienes decidieron embotellar manualmente a primera botella de Acqua Panna alrededor de 1860 en una planta construida en una de sus residencias. En 1927, después de la Primera Guerra Mundial, se empezó a embotellar el agua y a producirla a escala industrial. La planta de producción de Acqua Panna se extiende a unos 20.000 m2, integrándose a la perfección con su entorno natural.

Así es como Acqua Panna se ha convertido en la aliada de las mejores cocinas del mundo, pues su sabor natural sin gas es tan apreciado como un buen vino al momento de planear un maridaje. El tipo de agua influye en la percepción del sabor de un platillo, debido a la cantidad de carbonatos que contenga. Los estrictos controles de calidad de esta agua mineral, preservan sus propiedades organolépticas únicas, por lo que se ha convertido en embajadora y símbolo de categoría y alta cocina en todas las mesas del mundo.

 

W. acquapanna.com

FB. acquapanna

W. debybeard.com

El manantial de Acqua Panna es parte de un acuífero que se encuentra en la cuenca principal de la región norte de los Apeninos, entre Passo della Futa y el Monte Gazzaro”.