Gran asistencia registró la tercera edición del MX Fest Estilo Bajaurbano 2019, no sólo de conocedores, profesionales o amantes de la gastronomía y el buen vino mexicano, sino que esta vez un contingente de sibaritas y aficionados se acercaron y dejaron llevar de la mano a través de un viaje sensorial entre nariz y gusto por Hans Backhoff a la cabeza de la casa vinícola Monte Xanic.

Desde el Valle de Guadalupe y la región marítima de Ensenada en Baja California, llegó el anfitrión para presentar y dar inicio al Festival MX que se lleva a cabo a la fecha y hasta el 16 de junio en varios restaurantes de todo el país, llevando hasta sus fogones y comedores sólo lo que mejor produce la Baja, sus productos e insumos y los vinos supremos que han hecho famosa a esta bodega.

El Punto de partida fue el Jardín Lambú donde se montó una especie de mercadillo gastroenológico que los invitados disfrutaron en animada convivencia. Muchos conocidos estuvieron presentes y degustaron una variedad de platillos con diferentes estilos, pero con un denominador común: los productos propios de la región como hortalizas, cárnicos y desde luego, sus famosos frutos del mar que baña sus costas.

Almejas, ostras, mejillones, pulpos, pescados, camarones, callos y abulón en diversas recetas y maneras de preparación como se pudo apreciar, bajo la propuesta de chefs y restauranteros participantes, como Víctor Morales de Aitana, Lula Martín del Campo de Cascabel, Paco Campuzano de Treze con Z, Guzina Oaxaca, Atzin Santos de Atalaya, Israel Montero de Raíz y varios más. Y desde luego, las estrellas de la tarde los vinos de Monte Xanic, desde el Sauvignon Blanc y Chardonnay, hasta sus insignias de Calixa, Gran Ricardo y Ediciones limitadas.

Música en vivo, un sax, y Dj pusieron la nota animada al convivio dominguero que encantó a divertidos grupos de amigos.

Entre ellos, Macarena Gutiérrez, Giancarlo y Valerie Quacquarelli; Juan Pablo Molinar, la familia Angulo en pleno; Rodrigo y Daniela Estrada; Aletia Salas pendiente de todo detalle ya que el objetivo del festival es difundir la cultura y consumo del vino mexicano, conjuntamente con el maridaje culinario.