Los amantes de la gastronomía bien saben que la comida no es únicamente acerca de sabor, es un juego de sabores, maridajes y texturas las cuales pueden elevar una rica cena a una experiencia inolvidable.

The Blind Dinner Experience de Solovino es justamente una de esas experiencias. Cuatro platillos y cuatro vinos perfectamente maridados son la base de esta cena a ciegas que juega tanto con nuestros paladares como nuestras mentes en una noche de copas y descubrimiento.

El sommelier Rodrigo Márquez-Muro quien guía el evento, convierte el difícil trabajo de guiar a un grupo de comensales recién cubiertos de ojos a descubrir el espacio frente a ellos en algo entretenido y altamente informativo.

La gran experiencia de Rodrigo Márquez-Muro se demuestra en lo rápido que las personas aprenden a ingerir sus alimentos, además de la nula cantidad de incidentes que ocurren durante una cena en la que los comensales están a ciegas.

Cuando perdemos un sentido los demás se agudizan, esto es algo que se aprovecha al máximo durante The Blind Dinner Experience, en donde al analizar sabores, olores y texturas realmente le ponemos  atención a todos los detalles de cada mordida y sorbo. Rodrigo Márquez-Muro guía la exploración culinaria para que no importe si el comensal es otro sommelier o alguien a penas entrando al mundo de la gastronomía, cualquiera puede disfrutar de la cena y descubrir algo en cada tiempo.

Al dejar la vista en la entrada la presentación sale de la mente y lo que se disfruta es la esencia mas pura de la cocina, el sabor y en cada platillo encontramos divertidas sorpresas  que juegan con nuestros paladares.

El menú de la cena a ciegas es secreto, pero se personaliza según requerimientos, preferencias y alergias de los comensales, la única constante en la cena son los cuatro tiempos y los cuatro vinos con los que se marida cada uno.

The Blind Dinner Experience es organizada por Solovino, un proyecto que crea experiencias culinarias alrededor del vino como catas, cenas maridaje y ademas elaboran sus propias botellas.

Los antifaces que se utilizan durante la cena son bastante cómodos y forman parte de un programa de responsabilidad social, ya que al final de la noche puedes adquirirlos por $50 pesos y todo el dinero recaudado de esta manera se dona a el entrenamiento de perros lazarillos.

Si quieres vivir esta experiencia las reservaciones se hacen a través de su sitio web.

 

The Blind Dinner Experience

W. cenaaciegas.com

Fb. TheBlindDinnerExperience

W. solovino.club

Fb. solovinoclub

In. solovinoclub