“En Porsche somos conscientes de nuestra responsabilidad en términos medioambientales y de protección climática. Estamos optimizando continuamente nuestros vehículos para hacerlos aún más respetuosos con el medio ambiente. Además, un gran número de grandes y pequeñas iniciativas en Porsche han dado como resultado un concepto que permite a todas las áreas de la compañía mejorar paso a paso su sostenibilidad”, dice Albrecht Reimold, miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Producción y Logística.

 

“Porsche asimismo ha implementado diversos programas y prestaciones para que sus empleados utilicen transporte público y reduzcan el uso de sus automóviles”.

 

De acuerdo con esto, la automotriz alemana fabricante de autos deportivos ha reducido las emisiones de dióxido de carbono (CO2) por auto más de 75% desde 2014. También ha reducido el consumo de energía alrededor de 31% en el mismo periodo. En esa fase, el número de automóviles producidos en Zuffenhausen y Leipzig aumentó 82%, desde 101.449 unidades, en 2014, hasta 184.791, en 2018.

Reimold precisa que Porsche establece un indicador clave de rendimiento, la ‘Reducción del impacto medioambiental en la Producción’, que se compone de diversos parámetros. Además de las emisiones de CO2 y del consumo energético, esto incluye también el consumo general de agua y la cantidad de compuestos orgánicos volátiles usados. Otro de los avances de Porsche en este terreno es la reducción, desde 2014, de 34% en los disolventes utilizados en producción. El consumo de agua por vehículo ha sido reducido 20%.

 

“Sostenibilidad es la suma de muchos elementos individuales. En el tercer trimestre de este año, nuestro primer vehículo 100% eléctrico, el Taycan, saldrá de la línea de montaje. Desde el principio, su producción tendrá emisiones de CO2 neutras. Sin embargo, nuestro objetivo es que no haya ninguna huella ecológica en el futuro, es decir, conseguir una ‘Fábrica de Impacto Cero’”.

 

Advierte que la rentabilidad sobre las ventas fue de 16,6% en 2018. “Sin embargo, no vemos la rentabilidad como un fin en sí mismo. Es más bien un requisito previo fundamental para las empresas el ser capaces de asumir una responsabilidad de forma efectiva.Porque sólo podemos tener verdadero éxito si los aspectos económicos, sociales y ecológicos van de la mano”.

GALERIA

 

W. porsche.com

“Porsche fue la primera empresa en recibir el premio ‘Platinum’ por el nuevo diseño de la Planta 4 en su sede central de Zuffenhausen” : Consejo de Construcción Sostenible de Alemania (DGNB).