En 2019, Porsche llega a otra celebración emblemática: el décimo aniversario de la introducción a los mercados internacionales: Panamera, su primer Gran Turismo que combina las prestaciones de un deportivo con el lujo y la versatilidad de una limusina de gran tamaño.

 

“El primer Panamera, conocido internamente como G1, estableció nuevos estándares en su categoría gracias a su amplio abanico de posibilidades entre el confort y la deportividad”.

 

“Como plataforma tecnológica para innovaciones que después han sido trasladadas a otros modelos, el Panamera ha jugado un papel importante en dar forma a los últimos 10 años de la historia de la marca. Con sus variantes híbridas de altas prestaciones, ahora es, por encima de todo, un pionero de la electromovilidad en Porsche”, dice Michael Steiner, Vicepresidente de esta línea de producto en aquellos años iniciales y hoy miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Investigación y Desarrollo.

Porsche había planificado inicialmente producir 20 mil unidades al año, pero el Panamera sobrepasó con creces todas las expectativas y en su primera década ya han sido entregadas 235 mil unidades a clientes de todo el mundo.

A principios del nuevo siglo, Porsche realizó estudios de mercado, analizó la competencia y decidió desarrollar una limusina de cuatro puertas con dos volúmenes. “Queríamos construir un deportivo de cuatro plazas con una línea de techo dinámica y un gran portón posterior”, expresa Michael Mauer, Vicepresidente de Diseño de Porsche.

GALERIA

Añade que durante el proceso de diseño surgieron tres prototipos conceptuales, el Mirage, el Meteor y el Phantom. Con el que más cosas en común tuvo el modelo que más tarde llegó a la producción fue el Mirage, de aspecto más musculoso. Al final, fueron utilizados elementos de las tres variantes y fue elegido un nombre, Panamera, inspirado en la legendaria ‘Carrera Panamericana’ de México.

“Con la segunda generación, hemos logrado llevar la estrategia híbrida orientada a las prestaciones del 918 Spyder al segmento del lujo. Esta estrategia fue bien recibida por los clientes porque, en 2018, el 67% de todos los Panamera entregados en Europa llevaban propulsión híbrida”, explica Gernot Döllner, responsable de desarrollo de producto en Porsche.

 

W. porsche.com

La segunda generación, la actual, es fabricada en su totalidad en la planta de Leipzig (Alemania) y cuenta con tres versiones de carrocería diferentes”.