Cuando la buena comida y el gusto refinado cruzan sus caminos se crea un vínculo especial entre ellos, que convierte el comer en un arte y, como lo escribió Isabel Allende, en un acto de amor.

En nuestro país nos encontramos con joyas culinarias que nos seducen y encantan:

Pitiona, Oaxaca

Elegancia rústica y sabores auténticos distinguen a Pitiona, Cocina de Autor como uno de los restaurantes más icónicos de Oaxaca cuyo guía, el chef José Manuel Baños, busca transmitir a través de sus platillos el amor y la devoción que siente por su tierra.

Los ingredientes más utilizados en Pitiona honran y festejan las culturas de tierras y litorales oaxaqueños, por lo que el 95% son oaxaqueños y el 5% del resto del país, reconociendo así la variedad de sabores, tradiciones y productos que México ofrece. Por ello, predomina el maíz, una variedad de chiles y tomate, que resaltan los sabores de la carnes de res, pato, cerdo, así como de pescados y mariscos; todo acompañados por guarniciones que varían según la temporada.

El lugar ideal para disfrutar de magníficos platillos en compañía de un buen mezcal, vino o cerveza teniendo como escenario la majestuosa vista del centro histórico de Oaxaca, coronada por la afamada iglesia de Santo Domingo de Guzmán.

 

Asai Kaiseki, CDMX

En el corazón de Polanco, en Emilio Castelar, yace esta el privado y típico de los barrios lujoso de Japón, ASAI Kaiseki. Con cupo de no mas de trece personas, la mayoría sentadas en una larga barra de madera, donde en frente a nosotros el Chef Yasuo Asai prepara los platillos, sirviéndolos directamente en nuestros platos, este restaurante es íntimo y auténtico.

El concepto de este original restaurante –único en México– nos transporta de regreso a la alta comida tradicional de Japón, la comida Kaiseki. Sus orígenes datan de hace varios siglos, que consistían en comidas sencillas que acompañaban a la ceremonia del té, pero después evolucionó a un estilo elaborado de comida dentro de los círculos aristocráticos.

Enamorado de muchos ingredientes de la cocina mexicana, el Chef Asai ha insertado toques únicos a la comida tradicional Kaiseki, combinando a la perfección las delicias de Japón y México. Adentrarnos en el maravilloso ASAI Kaiseki es viajar a través de los sentidos a Japón y gozar de su delicada y exquisita comida.

 

Tony’s Bistró, Acapulco

Bajo las estrellas de Acapulco, con la cálida brisa del mar en el aire, se encuentra Tony’s Bistro. un espacio mágico, donde maravillosa comida nos seduce y un ambiente maravilloso juega con nuestros sentidos. La unión de magnifica gastronomía, pasión por el arte culinario, un espacio como ninguno y un ambiente dinámico, donde cada instante es una experiencia de placer y asombro.

Fusionando lo mejor de las tradiciones asiáticas y francesas, con toques únicos y maravillosos platillos de creación del chef Erik Nguyen, Tony’s Bistro está en evolución constante. Chef Erik nos apapacha con increíbles platillos como tacos de pato con salsa de ciruela, caracoles a la Provence y mi favorito –una invención de Tony – queso de cabra con miel y trufa blanca.

Un impactante mural, cuyos colores cambian y juegan con nuestra perspectiva, decora las paredes del bistró e impresionantes obras de arte lucen en sus altas columnas blancas. Deslumbrantes y cambiantes colores de las columnas, el mural y las obras de arte que nos rodean nos recuerdan que estamos en un lugar único.

 

Lovelí, CDMX

El nuevo hit de la Ciudad de México, Lovelí es la grata combinación de excelente comida, perfecto servicio y un ambiente inolvidable. El restaurante ideal para pasar horas disfrutando en su preciosa terraza, dejándose apapachar por un exquisito menú.

Entre sus maravillosos platillos nos encontramos con joyas como el Fondant de Berenjena, una mezcla de quesos de cabra y requesón, pimientos y berenjenas al carbón, concasse de jitomate y alioli de aceitunas Kalamata, Mejillones a las Brasas en su concha, salteadas en horno de brasa con vino blanco, crema y un toque de chile morita, y Apache de Wagyu sellado a las brasas, mezclado con vegetales y condimentos estilo Michoacán con tostadas ribeteadas.

Utilizando productos orgánicos y locales para mantener la calidad de cada comida, LOVELÍ es la culminación de 35 años de experiencia del Chef Ejecutivo Patrick Biancini, quien trae a la mesa lo mejor de la cocina mediterránea con el sazón de la cocina mexicana de autor, de estilo provenzal que incluye estilos rústicos del sur de Francia, Italia y España, con algunos sabores griegos y árabes.

 

“Los ingredientes más utilizados en Pitiona honran y festejan las culturas de tierras y litorales oaxaqueños”.