Fundada hace 2000 años, Viena fue el centro del Imperio de los Habsburgo durante seiscientos años. En medio de su idílico ambiente barroco y biedermeier nos encontramos con un bullicioso centro histórico. Más de 50 teatros y aproximadamente 100 museos nos sumergen en lo más sofisticado de la cultura austriaca, ya que en ninguna otra ciudad del mundo han vivido y trabajado tantos compositores mundialmente famosos: Mozart, Beethoven, Schubert, Strauss, Haydn, Mahler y Schönberg, entre otros. El tiempo de vals de los siglos anteriores todavía impregna las emocionantes noches en el salón de baile, la tradición se combina armoniosamente con la modernidad.

 

“Los suntuosos alrededores del Hotel Imperial se crearon originalmente en 1863 como residencia de Viena del príncipe de Wuerttemberg”.

 

El hogar de la Orquesta Filarmónica de Viena, the Wiener Musikverein es una sala de conciertos en el distrito de Innere Stadt. El “Gran Salón”, debido a su prestigiosa acústica, es considerado uno de los mejores salones de conciertos del mundo. La forma y las proporciones rectangulares de la habitación, sus cajas y esculturas permiten reflejos de sonido claros y numerosos. Bajo impactantes pinturas, esculturas y decoraciones doradas pasé una horas de encanto puro, dejándome llevar por las seductoras notas de música de un maravilloso concierto clásico.

Cruzando la calle, a unos pasos, se encuentra el magnífico e imponente hotel Imperial. La noche ideal en esta ciudad de ensueño nos lleva del Musikverein al famoso 1873-HalleNsalon del hotel, donde nos deleitamos en excelentes cocteles o una rica copa de vino austriaco.

Los suntuosos alrededores del Hotel Imperial se crearon originalmente en 1863 como residencia de Viena del príncipe de Wuerttemberg. El majestuoso palacio en el Ring Boulevard se transformó en el Hotel Imperial para la exposición universal en 1873 y el hotel ganó fama en todo el mundo como sinónimo de discreción y servicio impecable.

El espléndido 1873-HalleNsalon se encuentra en el corazón del hotel, un salón histórico que ahora fue transformado en un bar lounge y un portal al pasado. Nombrado en honor al año de nacimiento del hotel, 1873, este acogedor salón imperial es un lugar elegante, con reminiscencias de una biblioteca histórica. Perfecto para relajarse y descansar en cómodos sillones debajo de deslumbrantes candelabros de cristal, con su ambiente único y cálido, 1873-HalleNsalon nos sumerge en un entorno inspirador.

GALERIA

Diariamente, desde las 9.00 a.m. hasta las 1.00 a.m., los huéspedes podemos disfrutar de pequeños bocadillos o jugos refrescantes, un típico café vienés o deliciosos cócteles y tragos largos en el exclusivo bar de cristal. El concepto culinario detrás de 1873-HalleNsalon también es sobresaliente, es un taller y un patio de recreo para el equipo de chefs talentosos del Hotel Imperial. Los visitantes podemos elegir entre una selección de exquisitas mientras suave música de harpa en vivo completa nuestra experiencia culinaria Imperial. 1873-HalleNsalon encarna un renacimiento contemporáneo, una visión fresca y moderna de la tradicional cultura de salón de Viena.

 

“El hogar de la Orquesta Filarmónica de Viena, the Wiener Musikverein es una sala de conciertos en el distrito de Innere Stadt“.