La historia de Marol inició en 1959 en Boloña, Italia, cuando Rosanna Saguatti, una mujer reconocida como excelente camisera desde 1939, decidió fundar su propio taller, proyecto al cual se sumaría su esposo Luciano Viggnudelli. Con la llegada de su hija Manuela, MAROL nació (“MA” de Manuela, “RO” de Rosanna y “L” de Luciano).

 

“De Marol destacan sus brillantes técnicas de confección. Al cortar el cuello a mano, el panel delantero y trasero son cosidos juntos”.

 

El prestigio y el consumado oficio artesanal de Marol llega a México brindando al segmento masculino camisas que fusionan la esencia del diseño, cultura, arquitectura y arte italiano; las cuales se convierten a su vez, como dice Manuela, heredera y continuadora de la firma, “en una segunda y lujosa piel que expresa un estilo de vida auténtico y sofisticado”.

Son dos las generaciones que han hecho realidad el objetivo de Marol, el de confeccionar camisas perfectas para hombres de buen gusto. Cada camisa Marol es confeccionada en Boloña, ciudad localizada a una hora de Milán y a 30 minutos de Florencia, distinguida por la impecable manufactura, excelencia y precisión de las marcas que ahí nacen.

“Las camisas Marol son hechas apegándose a la tradición italiana de que los hombres crean trajes y las mujeres camisas, esto debido a la delicadeza de sus manos. Así, el alma y profesionalismo de cada una de ellas se transmite a cada prenda.

GALERIA

“De Marol destacan sus brillantes técnicas de confección. Al cortar el cuello a mano, el panel delantero y trasero son cosidos juntos. Esto garantiza la precisión absoluta del cuello, formándola antes de añadir el collar. Desde la creación de etiquetas hasta la manera de coser cada uno de los detalles, es lo que conforma el ADN Marol”, subraya Manuela.

 

W. marol.it

“El estilo MAROL se experimenta a través de una colección de impecables camisas divididas en cuatro categorías: Eleganza, Volo, Sogno y Opera”.