“Desde que llegó el primer 911 a nuestro país en el siglo pasado, el auto de Stuttgart comenzó a escribir en nuestra casa esa misma historia de éxito que lo ha convertido en uno de los vehículos más impactantes de la industria del automóvil. La llegada de esta octava generación permitirá a nuestros clientes experimentar la perfección de este icónico vehículo que conjuga su herencia con el futuro. Al fin de cuentas se trata de un auto deportivo purista y el corazón palpitante de Porsche: un ícono”, dice Carlos Henry, director de Porsche de México, en el marco de la reciente presentación del nuevo modelo en nuestro país.

 

“El interior es completamente nuevo y se caracteriza por las líneas rectas y bien definidas del tablero, con los instrumentos integrados en él”.

 

Entre sus múltiples detalles, el nuevo Porsche incorpora una pantalla táctil de 10,9 pulgadas para el nuevo Porsche Communication Management (PCM) que permite el acceso a nuevas funciones digitales, como el control por voz inteligente y la integración con Apple CarPlay.

Por otro lado, la evolución que ha experimentado la siguiente generación de motores bóxer turboalimentados de seis cilindros hace que sean ahora más potentes que nunca, con 450 caballos (331 kW) para las versiones S.

También ha sido incrementada la eficiencia a través de la mejora del proceso de inyección y de un nuevo diseño para los turbocompresores y para el sistema de refrigeración del aire de sobrealimentación. La potencia es transmitida por medio de una evolucionada transmisión de doble embrague (PDK) y ocho marchas.

GALERIA

Otros elementos destacados son los nuevos sistemas de asistencia, entre ellos el modo Porsche Wet para conducir de forma más segura en superficies mojadas y el Asistente de Visión Nocturna con cámara de imagen térmica.

El nuevo 911 Carrera S tiene un precio de entrada de 2,059,700 MXP, mientras que la versión de tracción total comienza en 2,177,000 MXP.

 

W. porsche.com

“Porsche ha desarrollado un modo Wet que es parte del equipamiento de serie. Esta función detecta superficies mojadas, adapta los sistemas de control a esas condiciones y alerta al conductor”.