Conocida como la “Reina del Danubio“, Budapest ha sido durante mucho tiempo el punto focal de la nación y un animado centro cultural. Desde el esplendor neogótico del edificio del Parlamento hasta la desordenada comodidad de sus legendarios bares en ruinas, Budapest tiene un encanto sin esfuerzo que se vive en cada hermosa esquina.

 

“Kempinski Budapest cuenta también con un concepto original, llamado Barrio Gastronómico”.

 

Aquí pasan las horas desapercibidas en lo que exploramos Buda y el Distrito del Castillo, la parte más antigua y atmosférica de la ciudad, con calles sinuosas de arquitectura medieval y barroca. Un funicular sube por la colina del castillo hasta el casco antiguo de Buda, donde el Museo de Historia de Budapest rastrea la vida de la ciudad desde la época romana en adelante. Del lado opuesto del Danubio finalizamos el día con un paseo por el barrio judío y una visita el patio de Gozsdu, que es fascinante desde un punto de vista arquitectónico.

Ubicado en el centro de Budapest, el lujoso Kempinski Hotel Corvinus se encuentra a pocos pasos del río Danubio y de las principales atracciones de la ciudad; el Distrito del Castillo, la parte más antigua y atmosférica de la ciudad, con calles sinuosas de arquitectura medieval y barroca, y el Museo de Historia de Budapest que rastrea la vida de la ciudad desde la época romana en adelante se encuentra tras un pintoresco viaje en funicular sobre la colina del castillo. A los pies del Hotel se alza una impactante rueda de la fortuna, desde la cual nos deleitamos en impactantes vistas de toda la ciudad.

El nombre de Kempinski es internacionalmente reconocido como una creciente colección de propiedades distinguidas de lujo en todo el mundo. Como el grupo hotelero de lujo más antiguo de Europa, estos especiales hoteles crean viajes memorables inspirados en un exquisito estilo europeo. Su filosofía es que la vida debe ser vivida con estilo.

GALERIA

El moderno Kempinski Budapest conecta con la historia local a través de los diseños personalizados de sus suites y una extensa y diversa colección de arte húngaro original. Sus elegantes habitaciones de estilo Nuevo Imperio ofrecen todas las comodidades del siglo XXI que esperan los viajeros.

Fiel a los más altos estándares, el Hotel Kempinski ha estado realizando una renovación de múltiples etapas, que recientemente ha visto un rediseño completo de las 27 habitaciones y 10 suites suntuosas en los pisos cinco a siete. El resto de los alojamientos de alojamiento de lujo recibirán una mejora el próximo año.

Kempinski Budapest cuenta también con un concepto original, llamado Barrio Gastronómico. El viaje gastronómico Gastronomic Quarter Downtown Budapest incluye platos inspirados en la fusión en Nobu, ofertas húngaras y vienesas en el restaurante de estilo brasserie ÉS Bisztró, especialidades de café, paninis suntuosos y deliciosos pasteles en ÉS Deli, una relajada experiencia cultural “Kaffeehaus” en La sala de estar, y la efervescencia, las burbujas y el bullicio en Blue Fox The Bar y Nobu Bar.

En este increíble hotel podemos probar una exquisitez húngara única que en los últimos años ha desaparecido de los menús locales, haciendo que una generación entera crezca sin saber qué es: el estofado de pulmón y lengua llamado szalontüd. Kempinski Hotel Corvinus Budapest hizo de su misión el volver a presentar esta delicadeza al público como un plato exclusivo en su restaurante ÉS Bisztró, donde la rica herencia cultural de Hungría cobra vida.

 

“Ubicado en el centro de Budapest, el lujoso Kempinski Hotel Corvinus se encuentra a pocos pasos del río Danubio y de las principales atracciones de la ciudad”.