Un país cuya versatilidad lo ha convertido en un favorito para viajeros internacionales, México es hogar a exquisitas joyas del mundo de la hotelería. Pasión y talento han llevado a la creación de espacios únicos ‘Made in México’, de hoteles de alta gama que reflejan la historia, belleza natural, cultura y tradiciones de nuestro país.

 

“México es un país bendecido con su clima, sus tesoros naturales y el encanto de sus ciudades, y aunado a la calidez de su gente y su excelente gastronomía”.

 

Tesoros de México, avalado por el gobierno de la República, es una magnifica colección de hoteles mexicanos que representan el lujo y el potencial del país. Espacios de herencia, de historia, de tradiciones, de diseño y de autenticidad, los hoteles que a través de su excelencia logran pertenecer a Tesoros de México son verdaderas joyas.

Tesoros de México nos deleita con hoteles únicos, con un sabor especial que les otorga un lugar permanente en nuestra memoria. En los encantadores estados de Morelos y Puebla estos hoteles nos sumergen en el feeling y la atmosfera del lugar, transportándonos a través de los sentidos al pasado.

Morelos es como la época del año donde todo florece y renace a partir de los colores, la sinergia y las buenas voluntades de la naturaleza generosa y del ser humano en su estado más libre, en las calles, los huertos, talleres artesanales y en su deliciosa gastronomía. Morelos es siempre un gesto amable, la felicidad perpetua por compartir lo bueno de la eterna primavera.

GALERIA

La Ciudad de Puebla de los Ángeles, Patrimonio Cultural de la Humanidad, es un auténtico museo que refleja la esencia de México. Aquí vistieron las mujeres por primera vez el traje de China Poblana, hoy símbolo nacional; aquí se originaron el mole poblano, los chiles en nogada y los dulces tradicionales, y aquí se libró la batalla del 5 de mayo de 1862. De su riqueza hablan sus fachadas cubiertas de talavera, sus templos, conventos y edificios culturales.

México es un país bendecido con su clima, sus tesoros naturales y el encanto de sus ciudades, y aunado a la calidez de su gente y su excelente gastronomía, es un destino turístico que ha ido creciendo y se ha posicionado como un gran favorito. Para darnos una idea del amor que despierta, el año pasado llegaron a nuestras tierras 35 millones de viajeros internacionales, con la grata sorpresa además de que hasta el 10% de ellos se dejaron consentir por la hospitalidad del sector de lujo.

 

Tesoros de México, avalado por el gobierno de la República, es una magnifica colección de hoteles mexicanos que representan el lujo y el potencial del país”.