Tal vez uno de los sueños del hombre desde tiempos muy antiguos, ha sido el de poder volar y conquistar el cielo, subir tan alto como las nubes y ver su casa y los campos a un tamaño diminuto, sobrevolar los mares y darle la vuelta al mundo dejándose llevar por el viento. Los sueños de volar se transformaron en mito, como el de Ícaro y sus alas, después fueron concretándose en diseños diversos de máquinas voladoras, y después, lo que pareciera ser sólo un tema de ciencia ficción se convirtió en realidad y se crearon los aviones, que siguieron evolucionando hasta darle forma a las flotillas dinámicas de Fly Across.

 

“Su flota de aviones y helicópteros están diseñados para ofrecernos las mejores experiencias durante el vuelo, y para hacernos sentir valiosos en todo momento”.

 

Mucho tiempo ha pasado desde los diseños de Leonardo Da Vinci hasta los diseños ultra modernos de los aviones privados de Fly Across, pero lo más importante es que el sueño ya es una realidad que podemos compartir en total intimidad o en compañía de quienes más queramos.

Con Fly Across somos dueños del cielo y del tiempo, pues con su lema de confeccionar la Aviación a tu medida los vuelos se diseñan de acuerdo a nuestras necesidades, y con su nuevo programa Fly Smart podemos escoger la ciudad y el aeropuerto privado al que deseemos aterrizar. Además de esta facilidad, Fly Smart también nos ofrece una gran variedad de opciones para disfrutar de muchas horas de vuelo: podemos hacernos socios con una exclusiva membresía de 20 a 50 horas, o simplemente rentar el avión que más nos guste por hora.

Con las opciones de Fly Smart podemos volar a Tijuana para visitar los viñedos de Monte Xanic en el Valle de Guadalupe; viajar a Los Cabos para consentirnos con las comodidades del hotel Grand Velas Los Cabos Hotel & Spa; escaparnos a Puerto Vallarta para mimarnos en Grand Velas Riviera Nayarit; irnos de fin de semana a Banyan Tree Puerto Marqués en Acapulco; o salir de compras a los grandes centros comerciales de Texas.

El glamour de viajar en un avión privado empieza desde que nos reciben en la sala de espera,  al estilo de los más importantes ejecutivos, y una vez a bordo, en el interior nos sentimos como verdaderos reyes. Desde las ventanillas se ve todo el esplendor de los colores y la inmensidad de la tierra, mientras disfrutamos una deliciosa copa de vino seleccionada de su exclusiva carta de vinos, que incluye una gran variedad de la DOCa Rioja, champaña Taittinger y vino tinto Friné, que se pueden maridar con platillos de su menú o con alguno que se prepare a nuestro gusto.

GALERIA

Su flota de aviones y helicópteros están diseñados para ofrecernos las mejores experiencias durante el vuelo, y para hacernos sentir valiosos en todo momento.  Su avión PHENOM 100 es ideal para viajar solo o en grupos muy reducidos de cuatro a seis personas, el PHENOM 300 es para ocho personas y el LEGACY 500 para nueve personas. Sus interiores espaciosos permiten que se tengan reuniones confidenciales o sólo disfrutar de nuestro vuelo sin ninguna clase de sin interrupción, a nuestro propio ritmo.

Se dice que los deseos del hombre están hechos a la medida de su imaginación, y al viajar con Fly Across cuando y donde queramos, nos damos cuenta que el único límite verdadero es el que trazamos en el itinerario.

 

Fly Across

W. flyacross.com

Tw. @Fly_Across

W. debybeard.com

Tw. @debybeard

Con Fly Across somos dueños del cielo y del tiempo, pues con su lema de confeccionar la Aviación a tu medida los vuelos se diseñan de acuerdo a nuestras necesidades”.