Una vez más, el genio creativo de la gran artista Bestsabée Romero fue tocado por un elemento tan mexicano como el maíz para convertirse en una experiencia sensorial que conjugó al arte con la gastronomía.

Promotora de las tradiciones mexicanas en diversas expresiones, la artista ofreció un taller donde el maíz desde su nixtamalización para elaborar tortillas y luego decorarlas con colores vegetales, muy acorde a una costumbre de las ceremonias de boda otomíes, fue el protagonista central de toda una trama visual y gustativa montada en una casona de la colonia Roma.

Todo empezó con una instalación de mesas elevadas y colgantes a distintas alturas que formaron parte de otra muestra de ella en el Museo de Arte de Reno, Nevada. En cada una se apreciaba un servicio de tazas de chocolate y panes.

La segunda escala fue en la cocina para transformar la masa en tortillas que cada participante decoró con moldes de madera grabados por Betsabée que a manera de sello fueron entintados con grana cochinilla como en tiempos prehispánicos se hacía.

Para culminar la sesión, en una mesa decorada festivamente a la usanza mexicana los invitados departieron y disfrutaron el menú de tacos gourmet asesorado por la chef Lula Martín del Campo, elaborado por el Mesón de Belisario y su equipo de cocina.

La cena con tintes de exclusividad únicamente para 24 comensales y maridada con tequila Premium Casa Dragones y mezcal, además de cervezas artesanales.

Entre los asistentes Nico Spitz y Monika Balci, Ximena De la Macorra, Juan Rivadeneyra, Hilda Paliza y su mamá Hilda Orantes de Paliza; Loredana Dall’amico y varios conocidos más.

GALERIA