Tratándose de Luis Valles, el mejor representante con toda la extensión de la palabra de la verdadera cocina sinaloense en la Ciudad de México, su fiesta de cumpleaños y el primer aniversario de su famoso local Don Vergas del Mercado de San Juan, no se podía quedar atrás para convertirse en un auténtico jolgorio de lo más foodie y casual del momento.

La deteriorada casona del Proyecto Prim impasible ante el tiempo y las escaladas sísmicas, fue el marco ideal de un festejo con toque de irreverencia y simpleza total, que lo hizo ser el más original del arranque del año.

Luis no se separó ni un minuto del asador y parrilla a pura brasa de carbón, para preparar interminable desfile de pescados, mariscos y cortes de carne, haciendo gala de su sazón secreto, ya que lo que más le satisface en la vida es atender y compartir buena comida e inmejorables momentos, con tantos amigos que lo siguen y que prácticamente idolatran su exquisita fórmula culinaria.

Un onomástico más para él y el primer año de continuo éxito fue buen pretexto para celebrar en grande como en ‘fiesta de pueblo’ con casa abierta a todo aquel con apetito feroz y ganas de pasarla de lo mejor.

Brindis con cervezas y la michelada de su propia autoría a base de clamato natural, cerveza, agua de coco y pepino, acompañaron a delicias sinaloenses tan antojables y frescas como los aguachiles picosos como ninguno con chile chiltepín, los ceviches de pescado, pulpo y callo de hacha, así como conchas de abulón, ostiones del Mar de Cortés, las empanadas de marlín, tacos de pez globo, y tostadas de pulpo, favoritos entre la concurrencia.

GALERIA

Música de banda y la tambora sinaloense amenizaron el convivio que empezó a mediodía y se prolongó hasta entrada la noche.

No podían fallarle la co-organizadora Gaby Rentería, Gaby Ruiz, Eloy Aluri, María Forcada, Adriana Cadena, Patrick Becker, Paula García, Roberto Lingard y Bernarda Jiménez con la pequeña Sienna; Iván Varela y muchos más.