Figura estratégica en la historia del automovilismo contemporáneo, el alemán Walter Röhrl se ha convertido recientemente en el primer piloto de rallys que entra en el Salón de la Fama (Hall of Fame), un círculo reservado hasta la fecha exclusivamente para los campeones del mundo de Fórmula 1. La ceremonia donde se le distinguió con tal honor al embajador de Porsche fue celebrada recientemente en la sede central de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), en París.

 

“Röhrl participa activamente como embajador de Porsche por todo el mundo desde 1993”.

 

Nacido en Regensburg (Baviera, Alemania), Röhrl, de 71 años, comenzó su carrera en los rallyes en 1968 pilotando vehículos privados. En 1972 pasó a ser piloto de fábrica e inmediatamente se hizo un hueco entre la élite mundial: Röhrl ganó el Rally de Montecarlo en cuatro ocasiones, conduciendo para cuatro marcas diferentes, y fue dos veces campeón mundial.

En 1981 participó en el Campeonato de Alemania de Rallys con un Porsche 924 y también condujo un Porsche 911 en una prueba del Campeonato del Mundo de ese mismo año, en San Remo. Durante la década de los años 80 comenzó a colaborar en el desarrollo de los vehículos deportivos Porsche. Su primera aportación fue con el Porsche 964 Carrera 4 de tracción total.

GALERIA

Entre los modelos más destacados en los que Röhrl ha estado implicado en su desarrollo se encuentran los súperdeportivos Porsche 959, Carrera GT y 918 Spyder. Además, Röhrl participa activamente como embajador de Porsche por todo el mundo desde 1993.

 

W. porsche.com

“Röhrl ganó el Rally de Montecarlo en cuatro ocasiones, conduciendo para cuatro marcas diferentes, y fue dos veces campeón mundial”.