Hace poco, nació el movimiento “Mujeres en Gastronomía”, un movimiento creado e impulsado por la chef María José San Román del restaurante Monastrell en Alicante, y que ya ha sumado a más de 450 participantes entre chefs, sommeliers, jefas de sala o directoras. Todo comenzó en la comida “Las Jefas de la Cocina” que se celebró en el restaurante de la chef estrella Michelin, y en la que se reunieron varias de las máximas representantes de la gastronomía española como Carme Ruscalleda, Cristina Figueira, Fina Puigdevall, Roser Torras, María Solivellas, Mari Carmen Velez y la propia María José.

Habitualmente, cuando hablamos de cocina entre los amigos, casi siempre se nos viene a la memoria ese guiso, ese aroma, ese sabor que nos recuerda a nuestras madres cocinando con motivo de ese momento tan importante como es el de reunir a los seres queridos alrededor de la mesa y disfrutar.

Las mujeres siempre han estado ahí, sin ellas la cocina posiblemente no existiría, y con ello, tampoco existiría ese lazo de unión tan importante que nos diferencia a los seres humanos. Sin embargo, cuando hablamos de los grandes fogones, la cosa cambia. Desde hace muchos años es el hombre el que ha dominado este nicho que se ha vuelto tan importante en la sociedad actual. Pero no por que no participen ellas, tal vez sea solo porque no se dejan ver o no se les deja ser vistas.

GALERIA

El objetivo de “Mujeres en Gastronomía” es el de decir un basta ya y exigir el lugar que les corresponde. “Es un movimiento tan importante y que ha tenido tanto impacto que en breve tendremos ya formada nuestra asociación, algo imprescindible para tener una sola voz con la fuerza necesaria para revertir esta situación”, nos comentaba la chef María José. Hay voces incluso que ya se pronuncian por revisar todo el esquema, comenzando por el hecho de que de los 206 restaurantes con estrella Michelin en España, solo en 20 hay mujeres al frente de cocina, pasando por redefinir la estructura de los grandes congresos gastronómicos en los que hay un claro desequilibrio de participación por género, como San Sebastián Gastronómika, en el que en la edición 2018, apenas participaron 5 mujeres como ponentes principales; Murcia Gastronómica en la que hubo una sola mujer; o en la próxima edición de Madrid Fusión, en la que de los 61 ponentes confirmados hasta el momento, solo hay 10 mujeres.

“De momento nuestro movimiento es a nivel nacional, pero cabe a la perfección en el ámbito internacional. En países como México, el protagonismo de la mujer es importante, y si logramos sumar fuerzas, podremos ser fuertes y contundentes”, comentaba la chef San Román. Por el momento, el próximo domingo 27 de enero, se llevará a cabo la Presentación Informativa de la MEG (Mujeres en Gastronomía) como asociación en en el restaurante URBAN, aprovechando que muchas coinciden en Madrid Fusión. Esto no ha hecho más que empezar.

 

Comentarios en prensa nacional.

María José San Román, Restaurante Monastrell: “Esta guerra es importante. Va a haber un antes y un después”.

(Publicado en El País)

Begoña Rodrigo, Restaurante La Salita: “¿Quién concilia vuestras vidas? Si vosotras no sois dueñas de ellas, espero que no esperéis que alguien lo haga por vosotras”.

(Publicado en El País)

Silvia García, Jefa de Sala y Sommelier en Restaurante Mugaritz : “La invisibilidad de la invisibilidad”.

(Publicado en Guía Repsol)

Rebeca Hernández, Restaurante La Berenjena: “Llevamos 20 años de retraso, pero ahora es nuestro momento.

(Publicado en 7 Caníbales)