Perfilado como uno de los inmuebles más sofisticados de Río de Janeiro e icono de la arquitectura evolutiva y de vanguardia en esa ciudad en los años 70 del siglo pasado, el edificio residencial Cap Ferrat, situado en la exclusiva Avenida Vieira Souto de Ipanema, tuvo un importante proceso de remodelación, dado el deterioro que presentaba en algunas de sus áreas y detalles.

 

“Dekton by Consentino brindó todas las cualidades necesarias para una óptima remodelación de las áreas deterioradas del edificio Cap Ferrat”.

 

Cap Ferrat fue edificado en 1976 en una superficie de 2 mil m2 y con 20 pisos de altura, donde se ubican viviendas, dúplex y zonas de uso común. Entre 2013 y 2016, se realizó el proyecto de remodelación del revestimiento de los balcones del inmueble debido al deterioro provocado por la oxidación de los barandales. Esto provocó el agrietamiento de las piezas de granito originales en seis de los seis balcones con los que cuenta la torre.

“Al decidir mantener los revestimientos existentes, nos encontramos frente a la exigencia de elegir un material con características muy especiales: debía presentar una mínima porosidad para contrarrestar las agresiones del medio ambiente marítimo; con un peso mínimo, pero con dimensiones generosas.  Por último, pero no menos importante, debía ofrecer un bajo nivel de absorción de la radiación solar (característica del local)”, explica Juan Carlos Di Filippo, de Di Filippo Arquitectura, estudio responsable del proyecto.

GALERIA

El informe del estudio destaca que tras estudiar el comportamiento de diversos materiales, determinó que Dekton by Consentino reunía todos los requisitos indispensables para dicho trabajo. Entre las razones destacan la precisión de corte en las piezas, por su comportamiento óptimo ante la erosión de la arena de la playa y el salitre, y por otras cualidades excepcionales como su alta resistencia a los rayos ultravioleta, su estabilidad al color y alta resistencia a las manchas.

La cercanía con el mar determinó que el material elegido debía adecuarse estéticamente al ambiente exterior, ofreciendo una tonalidad suave y agradable para el entorno, así como ofrecer unas propiedades mecánicas que soportaran los deterioros que se suelen producir en este tipo de localizaciones.

 

W. dekton.mx

W. cosentino.com

“El color elegido de Dekton para el revestimiento de fachada fue la tonalidad crema Danae por su elegancia y por su semejanza cromática al tono de la arena de playa”.