Llega el nuevo Porsche 718 T, en el que como advierten los especialistas de la firma alemana, Porsche ha transferido el diseño purista del 911 T de 1968 a su gama de biplazas deportivos.

 

“Porsche monta en ambas variantes, Boxster y Cayman, la caja de cambios manual de seis velocidades y el Porsche Torque Vectoring (PTV), con diferencial autoblocante mecánico trasero”.

 

“El nuevo modelo de Boxster y Cayman combina el motor bóxer sobrealimentado por turbo de cuatro cilindros y 300 caballos de potencia (220 kW) con una experiencia de conducción única.

“El carácter de altas prestaciones de los modelos T es resaltado con un amplio paquete de equipamiento que incluye los rines de aleación de 20 pulgadas, el chasis deportivo PASM que rebaja 20 milímetros la altura de la carrocería (ofrecido por primera vez en esta gama junto al motor 2.0 litros turbo), la palanca de cambios más corta y con el esquema de marchas en rojo, así como el paquete Sport Chrono”, indican.

Destacan que el módulo Porsche Communication Management (PCM) también ha sido sustituido por un gran compartimento de almacenaje, aunque los compradores que no quieran renunciar al sistema de entretenimiento lo pueden pedir sin cargo adicional.

En el interior, el carácter de los 718 T destaca con diversos toques deportivos; por ejemplo, el volante GT con selector de modos, que está lujosamente acolchado y forrado en cuero para conseguir un agarre excelente. Otros logotipos ‘Boxster T’ o ‘Cayman T’ adornan las esferas negras del cuadro de instrumentos. Las molduras decorativas del tablero y la consola central destacan con su acabado en negro brillante. También esas inscripciones ‘Boxster T’ o ‘Cayman T’ aparecen en el umbral de las puertas.

Una característica especial de este auto es el sistema PADM, que consiste en unos soportes dinámicos de la transmisión que minimizan las vibraciones en la zona del conjunto motor/caja de cambios y reducen los movimientos que pudieran afectar a la dinámica de conducción como consecuencia de las oscilaciones de esa masa total del tren de rodaje.

 

W. porsche.com

“‘T’ viene de ‘Touring’ en Porsche y es sinónimo del placer de conducir en su forma más pura. El 718 T se sentirá como en casa en carreteras sinuosas, donde la diversión al volante se convierte en objetivo principal”.