Envuelto en el misticismo del mágico país de Myanmar, empapado de su historia y sumergido en su cultura, Belmond Governor’s Residence nos lleva de la mano para adentrarnos y aventurarnos entre los templos, monumentos, pagodas y edificios de Yangon, el punto de partida para cualquier viaje por este fascinante país.

 

“Myanmar existe en igual medida en la realidad y en nuestra imaginación, un mundo de fantasía que nos llama a conquistar sus misterios y a dejarnos llevar por su magia”.

 

Yangon, anteriormente conocida como Rangoon, es una exótica mezcla de arquitectura colonial británica, modernos edificios y antiguas pagodas budistas. Una vibrante ciudad donde el pasado y el presente comparten el mismo aire, esta misteriosa capital nos intriga y seduce con su compleja historia, deslumbrante cultura y energético estilo de vida. En su corazón yace la impactante Pagoda Shwedagon Paya, dorada y brillante bajo el poderoso sol del Sudeste asiático.

En la prestigiosa área de las embajadas, envuelto en frondosa vegetación, Belmond Governor’s Residence es un oasis de tranquilidad a pocos pasos del bullicio de la ciudad. Jardines exóticos, lujosas terrazas y detalles tradicional de teca tallada evocan la elegancia de una época pasada.

Un lugar donde el tiempo se detuvo, The Governor’s Residence es una romántica mansión de estilo colonial construida en 1920. Este hotel de lujo forma parte de la prestigiosa cadena de Belmond Hotels, cuya presencia en Asia nos remonta a las épocas doradas de los maravilloso destinos donde se encuentra.

Exclusivo y pequeño, Belmond Governor’s Residence cuenta con 4 suites y 45 habitaciones. Su restaurante Mandalay nos presenta con un estilo colonial, con teca británica que data desde alrededor de 1920, muebles tallados a mano y amplios ventanales con vistas a los perfectamente cuidados jardines del hotel. La cocina es ligera y de temporada con un toque asiático servido en una bella terraza, sobrevolando un gran estanque.

GALERIA

La unión de dos mundos, donde el pasado colonial y la intrigante cultura de Myanmar se mezclan para crear un espacio memorable, el hotel rezuma encanto exclusivo y elegancia clásica. Jardines exóticos, lujosas terrazas y detalles tradicional de teca tallada evocan la elegancia de una época pasada.

Un país donde la historia la podemos respirar en el aire mismo, donde el lujo de Belmond y la autenticidad de sus destinos y donde cada instante es una oportunidad de enamorarnos una y otra vez de sus maravillas, Myanmar existe en igual medida en la realidad y en nuestra imaginación, un mundo de fantasía que nos llama a conquistar sus misterios y a dejarnos llevar por su magia.

 

“Belmond Governor’s Residence nos lleva de la mano para adentrarnos y aventurarnos entre los templos, monumentos, pagodas y edificios de Yangon”.