Moët Hennessy participó intensamente en la reciente edición de Millesime GNP 2018, realizada en el Centro Citibanamex de la Ciudad de México. En este encuentro, Moët & Chandon deleitó los paladares de los invitados con la presencia de su chef ejecutivo, Marco Fadiga, quien visita por primera vez México. Los asistentes pudieron disfrutar de tres deliciosos platillos creados por su autoría. El primero fue un Tartar de dorada, almendras, mango, manzana verde y espuma de aguacate, la combinación de sabores lo hizo perfecto para ser maridado con Moët & Chandon Impérial.

El segundo platillo que se pudo apreciar fue Escalope de hígado gordo, mole negro, papaya al sal de Maldon, maridado con Moët & Chandon Nectar Impérial. Por último, un delicioso Couscous sicilliano, chorizo, calamar, sorbete de cilantro, acompañado de Moët & Chandon Grand Vintage 2009.

Millesime es famoso también por las comidas que tiene durante los tres días del festival, y Ruinart, uno de los champagnes más cotizados estuvo también presente con los siguientes platillos: Carne Apache, maridada con R de Ruinart, y el segundo de tigre maridado con Ruinart Rosé.

Veuve Clicquot, el champagne con más estilo y actitud, también participó en Millesime con las deliciosas champagnes Veuve Clicquot Vintage 2008, y la famosa Etiqueta Amarilla, en maridaje con Tepanyaki Caviar, siendo un platillo novedoso, con un toque de glamour perfecto para ser maridado con cualquiera de las maravillosas botellas de Clicquot.

Adicionalmente se presentaron dos talleres especiales, un maridaje Old World, con los vinos de Moët Hennessy con más antigüedad, entre ellas Dom Pérignon Blanc 2009 que maridó un delicioso Brioche de salvia con vainilla de Papantla, relleno de queso crema artesanal coronado con caviar 00. El vino de la región Toro, España Termes 2014 fue acompañando con un Magret de pato con puré de papa ahumada y poule de lentejas al romero. Por último, se degustó el vino de viñedos de más de 50 años de edad Numanthia 2014, perfectamente combinó con un Salteado de frutos rojos con fois ahumado con hickory, espolvoreado con chocolate oaxaqueño y perlas de fresa.

El otro taller que se ofreció fue el maridaje New World, donde se degustó un Mole con Curry de camarón de profundidad coco ginger maridado con el fresco vino Terrazas de los Andes Torrontés, perfecto para maridar con pescado blanco.

GALERIA

Posteriormente, se acompañó con un taco de lechón Peking con mayo japonesa de siracha y salsa de ciruela con el vino Terrazas de los Andes Single Vineyard Malbec, un vino de cepas desde 1929. Para finalizar el maridaje argentino, acompañado con herencia francesa, Cheval des Andes con un Goulash de rabo de buey con sable de chimichurri.

En el salón Banamex se pudo degustar de los vinos Terrazas de los Andes Reserva Torrontés y el vino joven de Bodega Numanthia Termes, maridado con unas extravagantes Croquetas de Erizo y sesos, y una dobladita ribeteada desde el rabo a la cabeza de Res, elaborados por el reconocido Chef Aquiles Chávez.

Dom Pérignon Blanc, también presente en Millesime, sigue fielmente su ideal estético que es la búsqueda de la perfección, generando un ritual exquisito con una cata llevada por expertos y dedicada a los más altos conocedores de champagne.

 

W. hennessy.com/es-mx

“En este encuentro, Moët & Chandon deleitó los paladares de los invitados con la presencia de su chef ejecutivo, Marco Fadiga, quien visita por primera vez México”.