Un diseño refinado e innovador, portador de una historia ancestral pero a la vez posicionado dentro de las tendencias actuales es la esencia del nuevo decantador de Louis XIII Mathusalem, creado en los hornos de Baccarat, casa francesa de cristalería fina fundada 1764, que nunca había moldeado un decantador de estas dimensiones desde que inició a trabajar con Louis XIII a inicios del siglo XX.

“Los maestros cristaleros tuvieron que crear nuevas herramientas –muchas de las cuales tienen 3 siglos sin cambiar– para crear esta espectacular pieza de colección, digna de un museo, de la que solo se producen algunas por año. Se requieren 11 personas para crear un Louis XIII Mathusalem, cada uno con una experiencia mínima de 10 años en cristalería fina y otros con más de tres décadas perfeccionando su labor”, advierte el maestro de cava Baptiste Loiseau .

Agrega que cada Louis XIII Mathusalem contiene 600 centilitros del exclusivo coñac, ocho veces más que los decantadores de 75 cl, lo que equivale a 150 copas de coñac, ideal para disfrutar en compañía, al calor de los recuerdos. Cada pieza viene resguardada en un cofre hecho con fino roble, piel y metal, diseñados exclusivamente para proteger el cristal y darle una presentación única al decantador.

“El cofre contiene este monumental decantador de seis litros; ocho copas diseñadas por Christophe Pillet especialmente para la marca, cada una en su empaque individual; una bandeja; una pipeta con una peculiar que alude a una espada que protege un preciado tesoro, ideal para servir el coñac en las copas; una carpeta de lujo que contiene un recuento de la historia de Louis XIII Mathusalem; además de una invitación a Cognac para cuatro personas para que vivan la experiencia Louis XIII durante 48 horas”, explica Baptiste Loiseau.

GALERIA

 

W. louisxiii-cognac.com

“Con motivo de las fiestas de Fin de Año, estará disponible en México una botella de Louis XIII Mathusalem”.