Conocida como la ‘perla del Este’, Bangkok es considerada la puerta de entrada para esta parte del mundo, una alocada e incansable introducción al estilo de vida del sudeste asiático. Por la mañana la luz del sol pinta al río Chao Phraya de un color dorado metálico, los pintorescos barcos de madera típicos tailandeses se deslizan suavemente en sus turbias aguas. A la distancia se vislumbran los majestosos techos de los palacios reales de Bangkok, alzándose con un aire místico a las orillas del río. Este excesivamente transitado cuerpo de agua es el alma y el corazón de la capital de Tailandia, donde su pasado, presente y futuro se desencadena el caótico ritmo de la vida de sus ciudadanos.

 

“El Mandarin Oriental Bangkok goza de una de las direcciones más codiciadas de Bangkok”.

 

Es aquí donde, en 1974, el hotel The Oriental en Bangkok, que ya era reconocido como uno de los hoteles más legendarios del mundo, fue parcialmente adquirido por el Grupo Mandarin Oriental. Junto con el hotel Mandarin, este se convirtió en un emblema de la compañía, de la cual proviene su nombre que es hoy en día sinónimo de sofisticación y la más alta hotelería.

El aroma a té de jazmín invade cada rincón de la elegante plataforma de madera del hotel Mandarin Oriental que sobrevuela el río Chao Phraya. El sutil perfume de esta preciosa flor se mezcla en el caluroso aire con aromas de curry y lluvia, creando el ambiente perfecto para descubrir las maravillas de esta tropical metrópolis. Durante más de 140 años, los viajeros se han aventurado a conocer esta cosmopolita ciudad hospedándose en el legendario Mandarin Oriental, Bangkok.

Mandarin Oriental Hotel Group es el galardonado propietario y operador de algunos de los hoteles, resorts y residencias más lujosos ubicados en los principales destinos de todo el mundo. Cada vez más reconocido por crear algunas de las propiedades más buscadas del planeta, el Grupo a mi me sedujo con lujo del siglo XXI con un encanto oriental. Por encima de todo, Mandarin Oriental es famoso por crear hoteles únicos a través de un diseño distintivo y un fuerte sentido del lugar, espacios de lujo adecuados para su época y lugar.

Un lujoso hotel de cinco estrellas en una de las ciudades más emocionantes del mundo, su estilo, servicio y excelencia única son emblemas de Bangkok, yendo mano a mano con el creciente reconocimiento de la ciudad como un destino turístico de lujo.

Al otro lado del rio Chao Phraya –tras un corto viaje un barco de madera de estilo tradicional– se alza el internacionalmente reconocido Oriental Spa. Por sus terapias pioneras enraizadas en una filosofía holística, es frecuentemente considerado entre los mejores del mundo. Una antigua casa de teca restaurada, el spa es como ningún otro en el mundo, con impactantes habitaciones privadas donde se llevan a cabo los tratamientos tailandeses, mezclando técnicas tradicionales tailandesas y occidentales.

GALERIA

Además de sumergirnos en elegancia casi aristocrática, El Mandarin Oriental Bangkok goza de una de las direcciones más codiciadas de Bangkok. El área alrededor de lo que una vez se conoció, hace mucho tiempo, como “New Road” es una de las más fascinantes y diversas El barrio de Bang Rak es a la vez el corazón de la moderna Bangkok y un espectáculo caleidoscópico de la vida callejera de esta capital asiática.

La capital de Siam desde 1782, Bangkok es un destino en constante movimiento y cambio, que vacila entre el pasado y el futuro, entre lo antiguo y lo ultra-moderno. Una alocada y caótica conglomeración de rascacielos, templos, canales, palacios y mercados convergen a los pies del río Chao Phraya, seduciendo a los viajeros que nos aventuramos por sus maravillas.

 

“El aroma a té de jazmín invade cada rincón de la elegante plataforma de madera del hotel Mandarin Oriental que sobrevuela el río Chao Phraya”.