Myanmar es un país de contrastes, de rica historia y una cultura milenaria única en el mundo. Pasear entre las calles de su ciudad más importante, Yangon, significa ser hipnotizado por el ir y venir de monjes budistas, sus coloridas togas rojizas danzando en el aire, paseando entre impactantes pagodas doradas bajo el potente sol del sudeste asiático. Es en esta ciudad que comienza cualquier aventura por esta intrigante nación, donde nace las exploraciones que nos lleva a conocer sus maravillas más bellas y destinos más especiales.

“Yangon todavía cuenta con vestigios de su pasado colonial después de casi medio siglo de aislamiento”.

 

En el corazón de Yangon, a pocos pasos de la famosa pagoda dorada Sule de más de 2 mil años, se alza el lujoso hotel Sule Shangri-La. Mientras que el exterior del edificio es moderno, el vestíbulo del hotel evoca días pasados de la época colonial con imponentes columnas blancas y una gran escalera que asciende a un balcón abierto.

La impresión clásica se extiende al salón adyacente de doble altura en el vestíbulo, donde un candelabro de cristal escalonado destaca un mural de pared y detalles de paneles con intrincados motivos de pavo real.

Inaugurado por primera vez como Traders Hotel, Yangon en noviembre de 1996, el hotel fue renombrado para operar como Sule Shangri-La Yangon en 2014, después de una extensa renovación que tardó tres años en completarse. El hotel ha sido un elemento importante en el distrito central de negocios de la ciudad desde su inauguración; casi dos décadas después, el hotel continúa siendo el lugar de reunión y networking más popular de Yangón para gente de negocios y huéspedes del hotel.

GALERIA

Envuelto en el misticismo del mágico país de Myanmar, empapado de su historia y sumergido en su cultura, Sule Shangri-La nos lleva de la mano para adentrarnos y aventurarnos entre los templos, monumentos, pagodas y edificios de Yangon, el punto de partida para cualquier viaje por este fascinante país.

Un puerto clave en el Imperio Británico, Yangon todavía cuenta con vestigios de su pasado colonial después de casi medio siglo de aislamiento. Es la esencia de esta historia y la rica cultura de Myanmar que el lujoso hotel Sule Shangri-La Yangon captura con un diseño que combina sin esfuerzo elegancia y simplicidad.

Un portal a la magia del hipnotizante país de Myanmar, Yangon representa el vibrante espíritu de la nación, impulsándola al futuro y preservando su pasado.

“Inaugurado por primera vez como Traders Hotel, Yangon en noviembre de 1996, el hotel fue renombrado para operar como Sule Shangri-La Yangon en 2014”.