Cuando amanece, el sol ilumina los techos de teja y las casitas blancas de Taxco, dejando atrás las formas caprichosas que la luz de luna dibuja en sus calles empedradas. Este encantador pueblo mágico, formado con senderos de plata y el agudo ingenio de Juan Ruiz de Alarcón, conserva su intrigante belleza colonial que nos cautiva.

Junto al romanticismo de sus callejones conviven sus raíces culturales, tan únicas y representativas como el trabajo de sus plateros, que desde hace siglos diseñan y elaboran preciosas piezas decorativas y de joyería. Delia González es la máxima representante del talento artístico de esta tierra rica en metales e historia.

Los diseños de su joyería son una oda a la belleza, y de forma estética transmite elegancia y fortaleza. Sus diseños combinan la audacia con el clasicismo, lo elementos naturales con a elementos de la modernidad, creando piezas que comparten el lenguaje universal de lo que nos resulta atractivo.

Sensible, elegancia y con elegancia sutil, Delia ha llevado el nombre de Taxco y su legado joyero al mundo. Desde sus inicios como aprendiz en un taller artesanal hasta convertirse en una diseñadora de fama mundial, su camino ha estado labrado con perlas de río, finos diseños en granate en plata y sobre todo, pasión por la vida.

Sus accesorios están basados en las lecciones que da la vida, ya sean emociones, sentimientos o vivencias, además de que cada joya conserva la energía del artesano. Cada uno resalta la belleza de quien los usa porque se integran a su historia de vida. Además de bellas y significativas, sus joyas con están hechas con base en las técnicas artesanales, de forma que no se pierda la gran tradición que le ha dado su personalidad a Taxco. Es precisamente esta particularidad lo que gusta de su trabajo, en un mundo en el que las cosas son iguales y se hacen en serie, ella les imprime un toque irrepetible a cada pieza.

GALERIA

Su trabajo es tan bello y admirado que a finales de este año, con motivo del día de muertos, podremos ver esculturas de cráneos monumentales en el Paseo de la Reforma, que está diseñando especialmente para esta fiesta tan importante. Después, se irán a dar la vuelta al mundo, llevando nuestra cultura y poniendo en alto nuestras raíces. Además de gran artista, Delia tiene un gran corazón, y participó en el proyecto de la compra de una casa junto al padre Alejando Solalinde, para destinarla de forma exclusiva para el apoyo de personas migrantes.

 

W. deliagonzaleztaxco/

W. debybeard.com

“Los diseños de su joyería son una oda a la belleza, y de forma estética transmite elegancia y fortaleza”.