El nombre de Louis XIII es sinónimo de elegancia, exclusividad y carácter en el mundo del cognac. Desde sus orígenes en 1874, el maestro de cava responsable selecciona los eaux-de-vie más añejos y preciados para crear Louis XIII. Actualmente, Baptiste Loiseau reserva los mejores eaux-de-vie como un legado para sus sucesores en el próximo siglo.

 

“Louis XIII es un blend exquisito de hasta mil 200 eaux-de-vie 100% provenientes de Grande Champagne, el primer cru de la región de Cognac”.

 

“Grande Champagne fue nombrada así porque evoca el recuerdo de los primeros romanos que trajeron por primera vez vino a esta zona desde la fértil Campania, una de las 20 regiones que actualmente conforman Italia y que, en el pasado, formó parte del Imperio Romano“, expresa Loiseau, quien es maestro bodeguero de Louis XIII, en Rémy Martin, desde 2014, heredando este puesto de Pierrette Trichet.

Hoy en día, Loiseau trabaja con los aguardientes que sus predecesores seleccionaron y añejaron a comienzos del siglo pasado, y además selecciona los aguardientes que formarán parte de Louis XIII dentro de un siglo.

“La mezcla de Louis XIII es el resultado de más de mil 200 eaux-de-vie, sustraídos al 100% de Grande Champagne, una de las zonas más exclusivas y únicas de Cognac, Francia, que le brinda miles de aromas a esta bebida. Esta sucesión de blends crea un balance entre los diferentes aromas y contribuye así a la suave armonía que puede encontrarse en Louis XIII. Esta etapa de blending le da vida a la memoria del sabor y saca a relucir la atemporalidad de esta bebida.

“Posteriormente viene el añejamiento. Las barricas están hechas de roble de limousin francés, que tiene los taninos y la porosidad ideales para el añejamiento de un eaux-de-vie, el cual implica un intercambio constante entre la bebida espirituosa y el aire exterior, siendo la forma del tierçon la perfecta para este propósito. Durante años y décadas, cientos de eaux-de-vie se combinan mientras cada generación de maestros de cava selecciona de las barricas los más añejos y más preciados para crear Louis XIII“, afirma.

Cabe destacar que ningún decantador Louis XIII es igual a otro. Cada uno es una genuina obra de arte en cristal, creado como si se tratara de una pieza de alta costura, y numerado individualmente.

“Crear un solo decantador requiere el trabajo de 11 artesanos, quienes primero soplan el cristal, esculpen manualmente cada uno de sus ornamentos y decoran el cuello del decantador con oro de 20 quilates, llegando a la conclusión de un proceso, a un camino recorrido en el que espera al final un cognac de lujo como Louis XIII“, precisa Louiseu.

 

W. louisxiii-cognac.com

“Louis XIII tiene excepcionales aromas que evocan la mirra, miel, rosas secas, ciruela, madreselva, caja de habanos, piel, higos y maracuyá. Es una fragancia. La fragancia del tiempo”.