Uno de los restaurantes que ha tenido un gran éxito en CDMX es Fogo de Chao, su delicioso concepto de espadas Brasileñas, ambiente relajado y excelente servicio, hacen de esta marca un must para todos los que aman el buen comer.

Hace un par de días asistimos a Fogo de Chão Santa Fe para vivir la experiencia de este amplísimo restaurante el cual entrega a sus comensales una muy grata experiencia con una hermosa vista al bosque en sus terrazas y con altísimos techos que dan una sensación de amplitud y aire al salón.

Para iniciar, el servicio extraordinario, los capitanes del lugar con gran experiencia y elocuencia hacen de la llegada de los comensales un gran inicio al realizar recomendaciones de los cocteles de la casa entre los cuales encontramos la obligada Caipirinha, bebida nacional del Brasil.

Pasando de los cocteles y ya iniciada la plática el capitán nos indica que pasemos al inicio de “La experiencia Fogo de Chão“, una espectacular  Market Table en la cual se pueden encontrar ensaladas de temporada, verduras recién cortadas, platos tradicionales, embutidos y quesos importados. Además de una Feijoada Bar, con los clásicos de la cocina brasileña. Para iniciar yo elijo un delicioso consomé de carne con su debida cebollita picada y cilantro, simplemente ¡delicioso¡

Para seguir disfrutando de la experiencia, los comensales pueden elegir 16 deliciosos cortes como filete, picanha, cordero o cerdo asados al fuego y preparados, cocinados y servidos por expertos Chefs Gauchos.

Es importante conocer la historia de las espadas para adentrarnos en el concepto, haciendo necesario hacer referencia a uno de los países más grandes y bellos América latinaBrasil. Samba, carnaval, foot ball, y pasión por la carne.

La historia de las espadas se ubica cuando los colonizadores se establecen en los descubiertos paraísos americanos, llevando consigo nuevas especies de animales, algunas de ellas, fueron de ganado vacuno. Al ser Brasil un país enorme, los habitantes ya estaban con sus propios rebaños y los pastores de entonces debían introducir de las costas al interior del país y de  una región a otra estos rebaños por la necesidad de alimentarse, cuando los trayectos en largos, sacrificaban una res consumían en piezas colocadas en una espada y las asaban con leña recolectada en su camino, dando origen a esta forma, a las espadas de carne, banquete que acompañaban con caipiriña.

Y para el postre recomiendo la Crema de papaya, un delicioso mousse de esta exótica fruta, para chuparse los dedos.

No hay carne sin buen vino, y en la carta de  menú  una selección de vinos premiados por su alta calidad, con uvas clásicas como Cabernet Sauvignon, Malbec o Pinot Noir y un programa de cócteles inspirado en Brasil, que incluyen una variedad de bebidas tradicionales como la Caipirinha, además de cervezas, licores y bebidas sin alcohol.

Fogo de Chão tiene presencia en 47 sucursales alrededor del mundo. En México la marca tiene 3 años con 2 ubicaciones privilegiadas:

D. Javier Barros Sierra 540, Park Plaza Santa Fe
T. 5292 7500