Majestuosa e imponente, Beijing es u portal al pasado del intrigante país de China. Como la última de las Cuatro Grandes Capitales Antiguas de China, ha sido el centro político del país durante gran parte de los últimos ocho siglos.

“Jing Restaurant del hotel nos deleita con exquisitos platillos con toques de inspiración occidental en un ambiente elegante que evoca un místico jardín chino”.

Entre las edificaciones más icónicas de Biejing, como la Ciudad Prohibida, el Temple of Heaven y el Palacio de Verano, se alza una estructura elegante y majestuosa que se ha convertido en símbolo de la hotelería de lujo de la capital de China: el Hotel The Península Beijing.

Exuberante y generoso con su lujo y elegancia, adentrarnos en su alta e imponente escultura significa perderse en la belleza de sus pisos y escaleras de mármol, en sus obras de arte y en sus reconocidos restaurantes. Tras una magnifica renovación, The Península es el único hotel de puras suites en la ciudad.

The Península está ubicado en el corazón de la ciudad, a pocos minutos de la Ciudad Prohibida y el Tianamen Square. Re-diseñado, el hotel combina el arte y la artesanía china intemporal con un servicio excelente para crear nuevos estándares espectaculares en diseño, lujo y confort. Siempre un destino para los ricos y famosos, The Península es un mundo de glamour y ostentosidad, donde cada instante es un deleite.

Del continuamente creciente concepto ‘farm to table’, Jing Restaurant del hotel nos deleita con exquisitos platillos con toques de inspiración occidental en un ambiente elegante que evoca un místico jardín chino. La cocina del restaurante trabaja con más de 20 granjas cuidadosamente seleccionadas cerca de Beijing, todas certificadas por el gobierno chino o estadounidense y visitadas regularmente para garantizar la calidad de los ingredientes.

Jing Restaurant luce una arquitectura única que mezcla elegancia occidental con toques tanto típicos como modernos chinos. Su ‘chef’s table’ está al mismo tiempo dentro y fuera de la cocina, tras unas pesadas puertas de metal. Aquí, en una mesa redonda y privada, transcurren las cenas más exclusivas de Beijing.

“Tras una magnifica renovación, The Península es el único hotel de puras suites en la ciudad”.