Los vinos de la DOCa Rioja son elaborados con las técnicas más modernas y estrictas normas de calidad, resultando en un sabor profundo que conquista a los conocedores y a quienes buscan envolverse en los placeres del mundo de sensaciones del vino. Sus más de cien bodegas y enorme oferta de etiquetas, listas para conquistar a los consumidores, son distribuidas alrededor del mundo, en todos los países que aprecian las cosas bellas de la vida.

“Para la elaboración del vino tinto se usan uvas tintas que pueden tener el color sólo en la piel, o las que tienen el color tanto en la piel como en su pulpa”.

Como si fuesen poemas líquidos, los vinos riojanos son una gala de aromas y sabores. Sus colores dependen de la piel de las uvas que se usa para su elaboración, y que pueden ser uvas blancas y tintas, pero también influye su paso en barrica, pues además de transferir sabores y aromas, la madera también influencia en el color. En función de su color, los vinos riojanos se pueden clasificar en blancos, tintos y rosados.

Para la elaboración del vino tinto se usan uvas tintas que pueden tener el color solo en la piel, o las que tienen el color tanto en la piel como en su pulpa. En la elaboración de vinos blancos se pueden emplear uvas blancas o tintas si sólo tiene color en la piel, y que se retira justo después de extraer el jugo para que el color pase al líquido. Para los vinos rosados hay dos opciones, que puede ser usar las uvas tintas de poco color, o tintas de pulpa blanca, quitando los hollejos del jugo cuando han transferido la cantidad deseada del color.

Los colores del vino también nos hablan de su edad,  por ejemplo,  los vinos tintos jóvenes son de color rojo vivo pero conforme van madurando toman tonalidades de tipo teja o aladrillado. Pero los colores no sólo influyen en la parte visual, también se usan para definir sus aromas. La rueda de aromas se asemeja a un círculo cromático, creado para clasificar e identificar los aromas del vino.

GALERIA

La rueda se divide en las categorías de aromas más importantes, como los florales, frutales, de madera y vegetales, además de incluir una categoría de defectos. Cada una se divide en colores y en subcategorías, de forma que se pueda encontrar de una manera muy fácil el aroma que se busca.

La categoría frutal se identifica con los tonos amarillos, la frutal nos recuerda los tonos de los frutos rojos, la vegetal no podía ser de otro color que no fuera verde, y la floral con sus tonos violáceos, y los tomados de la madera vienen en tonos café.

Rioja es una tierra bendecida con tanta variedad de uvas, colores y sabores que disfrutamos a sorbos y nos sorprenden con su calidad. Son grandes vinos que esperan su momento para ser descubiertos y sorprendernos.

 

W. saberquieneres.riojawine.com

W. riojawine.com

Fb. riojawinemexico

Tw. riojawine_mx

In. riojawine_mx

“En función de su color, los vinos riojanos se pueden clasificar en blancos, tintos y rosados”.