Portugal es el nuevo integrante a la lista de destinos de lujo del mundo. Único, espectacularmente bello, lleno de historia y cultura, este pequeño país nos enamora.

El valle del Douro, al norte del país, tiene una belleza extraordinaria: empinadas montañas labradas con terrazas de vino – transportándonos a las sinuosas y encantadoras colinas de Bali. Douro Valley en Portugal es un destino vinícola, donde podemos probar los productos locales y caminar entre villas, degustando –secreta y discretamente- las uvas de las viñas, mucho más amargas y pequeñas que las uvas de mesa.

 

“El entorno sereno del resort Six Senses Douro Valley es la región vitivinícola demarcada más antigua del mundo y Patrimonio Mundial de la UNESCO, un ambiente mágico, hermoso”.

 

Fue este valle el elegido por Six Senses para su primer propiedad europea. Six Senses es conocido alrededor del mundo por sus increíbles Spas y Resorts Spa, ubicados tanto en grandes ciudades como Paris y New Delhi como en remotos paraísos en Oman, Seychelles y Vietnam, entre otros. Han recibido premios por su talento en crear lugares de increíble belleza natural. Su equipo incluye expertos de diversos orígenes y profesiones, encargados de visitar renombrados Spas y chefs famosos, a observadores de estrellas, biólogos marinos e incluso profesionales en parapente. 

Ubicado en una mansión del siglo XIX magníficamente restaurada situada en lo alto de una colina, con vistas a las colinas cubiertas de viñedos del valle del Duero, el resort tiene lo que se llama una ‘biblioteca del vino’, donde el sommelier oficial de Six Senses Douro Valley nos lleva por un viaje sensorial de los vinos de la zona, una maravillosa experiencia culinaria para los que somos amantes de esta compleja y exquisita bebida.

Siendo el Duero la región vitivinícola demarcada más antigua del mundo, no es de sorprender que el hotel sea de una belleza impresionante, en el que incluso se encuentra una enorme biblioteca dedicada al vino. En sus 57 habitaciones, suites y villas, piscinas, un jardín orgánico, spa, tres restaurantes enfocados a los productos locales, y claro, una enorme cava, se viven momentos tan llenos de encantos y relajantes como el vaivén de las hojas bajo el viento.

GALERIA

La inmensa extensión del hotel abarca casi ocho hectáreas de terreno, con preciosas vistas a los viñedos que, como alfombra de color, visten las laderas de la colina en la que se ubica en el punto más alto. Desde sus jardines, se escucha el rumor lejano del río Duero, como un susurro que se riega a través de los sentidos.

 

W. sixsenses.com

“Se podría decir que Six Senses puso a Portugal en el mapa del turismo de lujo. Este bello país ahora recibe millones de visitantes listos para disfrutar de sus maravillas. Y una de estas maravillas es, sin duda alguna, el magnífico Six Senses Douro Valley”.