Emotivo fue ver cómo una labor tan desinteresada y tenaz da frutos palpables y rotundos gracias al esfuerzo de gente tan entregada a ver por el bienestar de la comunidad y, sobre todo, en pos de la salud.

Se llevó a cabo la inauguración oficial del Centro Educativo del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía al sur de la Ciudad de México y sus instalaciones cuentan con toda la alta tecnología y funcionalidad arquitectónica posibles.

La cita fue en el auditorio del propio plantel que estuvo repleto de personalidades y figuras públicas y sociales, convocados por la Fundación Duerme Tranquilo, A.C. y su presidenta Rosaura Henkel, quien no podía esconder su entusiasmo por el gran logro en el que tanto ella, como sus compañeras del patronato participaron en este cometido.

Ellas trabajaron con mucho esfuerzo, organizando infinidad de eventos sociales abiertamente altruistas para recabar fondos y captando donativos de aquí y allá de empresas, organizaciones, instituciones privadas y almas filantrópicas.

El acto estuvo presidido por el doctor José Narro el Secretario de Salud, quien comentó: ‘este centro educativo beneficiará a múltiples estudiantes, profesiones y diversas instituciones de educación superior, principalmente de la Facultad de Medicina y de las Facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México’.

En el panel lo acompañaron también el rector de la UNAM Enrique Graue Wiechers y la titular de Duerme Tranquilo, quien añadió: ‘es un gran honor poder entregar oficialmente este centro educativo al instituto, porque nos da oportunidad de seguir impulsando a la investigación, enseñanza, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cerebrales y padecimientos neurológicos’.

GALERIA

Para cerrar la ceremonia se develaron dos placas, una para la fundación en reconocimiento a su labor altruista e invaluable aportación para la construcción del plantel y otra para la UNAM por la creación de extensiones universitarias y también por su aportación para culminar la obra.

Hubo coctel y recorridos para conocer las instalaciones del centro educativo, momento propicio para intercambiar impresiones con el empresario Eduardo Henkel uno de los principales benefactores de la fundación, así como con varias de las integrantes del bienhechor patronato de Duerme Tranquilo como Pixie Devlyn, Silvia Rojo, Sabrina Herrera, Jenny Cababié, Greta Shelley y Mónica Zapata.